Consejos para escribir un post atractivo en un blog

10 consejos y tips para escribir un buen post (infografía)

  • 0
10 consejos y tips para escribir un buen post

10 consejos y tips para escribir un buen post (infografía)

Para aprender a redactar un buen post lo primero es definir qué es un post. Un post es un artículo o entrada de un blog que se supone se actualiza periódicamente y que tiene el objeto de aumentar el número de visitas y suscriptores, además de intentar fidelizarlo ofreciéndole una información novedosa y de interés.

Hoy en día, cualquier página web corporativa que se precie, independientemente de su temática, debe tener un blog donde mantener informados a sus clientes. Un blog es un excelente canal de comunicación para cualquier empresa, y el post es la herramienta que debemos usar para acercarnos a nuestro buyer persona. Un post es lo más parecido a una nota de prensa, y lo bueno es que ya no se necesita dirigirse a un periódico para publicarla.

No pretendo sentar cátedra en esto de escribir el mejor post, pues cada maestrillo tiene su librillo, y lo que a uno le funciona, a otro puede que no, pero es innegable que, como en toda ciencia, hay una metodología que ayuda a obtener mejores resultados. La experiencia alecciona mucho más que cualquier teoría, y después de publicar numerosos post, he podido llegar a unas conclusiones que puedo dar por válidas.

Sin más preámbulos, éste es el decálogo de lo que se necesita para escribir un buen post:

1-Realiza un keyword research

Esto es algo muy básico, pero nunca está de más recordarlo. Antes de empezar a escribir tenemos que saber sobre qué queremos hablar, y posteriormente realizar un estudio para averiguar cuáles son las keywords con mayor volumen de búsquedas, y cómo son los artículos mejor posicionados para dichas palabras clave, si tienen mucho o poco contenido, y seguir esa línea. Hay que fijarse también en la búsqueda semántica, en las sugerencias de Google y en las “related keywords”.

2-Crea una URL amigable

Siempre se ha recomendado suprimir los artículos y las preposiciones, las llamadas stop-words, por eso de crear una URL más amigable, aunque este axioma ahora mismo está en entredicho. Ya no aparece importar tanto, y de hecho, se cree que Google prefiere la naturalidad de la expresión. Claro que si el título es muy largo hay que emplear el sentido común y abreviarlo. Luego, de cara a su difusión en redes sociales se puede utilizar un acortador de URLs y alguna aplicación como Buffer o Hootsuite para automatizar las publicaciones. Si el post incluye una infografía, yo soy partidario de agregar dicha keyword al final de la URL, pues aporta un valor semántico a la búsqueda.

3-Elige un buen título

Elegir un buen título, uno que atraiga y que entre por los ojos es fundamental. Date cuenta de que es lo primero que el lector va a ver.

Hay fórmulas cuya eficacia está probada: “Guía definitiva del SEO On-Page”, o “Las 5 mejores herramientas para gestionar tu reputación online”, o “10 consejos y tips para escribir un buen post”. ¿Os suena? Je, je. Las listas y números funcionan bien, aunque suenen un tanto grandilocuentes, casi como las tablas de Moisés. Tienen ese factor engagement tan importante en el inbound marketing.

Sin embargo, hay que tener cuidado con usar los números en las URLs, porque si más adelante actualizamos el post y añadimos más apartados, ese número dejará de ser representativo.

4-Usa el copywriting

Tus textos tienen que ser elocuentes y persuasivos y suscitar la empatía y complicidad del lector. Para ello puedes usar un registro desenfadado o deliberadamente provocador (como hace Chuiso en su blog); en definitiva, tienes que encontrar tu propio estilo, un estilo por el que seas fácilmente reconocible. Asimismo, tienes que escribir buscando siempre la llamada a la acción, que el usuario rellene un formulario de contacto o se apunte a una lista de suscripción o realice una compra online, convertirlo en primero en lead y luego en cliente. Por supuesto, también es útil usar los estilos de texto: negritas y cursivas, pero sin abusar, facilitando una lectura diagonal. Recuerda: be persuasive, my friend.

5-Añade imágenes, vídeos e infografías

Redactar un buen texto (bien estructurado, con riqueza léxica y semántica y sin errores gramaticales ni ortográficos) es la piedra angular de cualquier post, pero si no le añades potencia visual, el lector se acabará aburriendo y probablemente abandonará tu página (y aumentará tu tasa de rebote, algo que quieres evitar a toda costa). Así pues, para captar su atención deberás incluir imágenes, vídeos y, sobre todo, infografías. Piensa que el ojo es perezoso por naturaleza, y que nuestro tiempo es limitado, y que nada nos gusta más que una buena infografía que resuma gráficamente el contenido del artículo. De esta forma tus post se harán virales.

6-Crea una tabla de contenidos

Las tablas de contenidos (como este plugin de WordPress) son muy útiles para estructurar un artículo. En esa lista, previa al texto, desglosas cada epígrafe del post, y además de ordenar el contenido, facilitas la navegación y la experiencia de usuario, y eso siempre ayuda al SEO.

Y aún hay más. Muchas veces Google utiliza estas tablas o listas para mostrar los sitelinks en el snippet, como puedes ver aquí.

Cómo las tablas y listas en un post ayuda al SEO: los sitelinks.

Adicionalmente, también recomendaría usar otros plugins de WordPress como Click to Tweet, para resaltar frases a modo de aforismos y hacerlas tuiteables, y Star Review System o, para entendernos, las famosas estrellitas, que mejoran notablemente el CTR del snippet en las SERPs. En estas tablas de contenidos incluso se pueden añadir emojis para hacer tus post más vistosos y coloridos.

7-Pon enlaces internos

Los enlaces internos también tienen por misión hacer más grata la navegación y animar al usuario a que visite diferentes espacios de nuestra web (el comportamiento y flujo de visitas, o la interacción del usuario, es una métrica que podemos ver en Google Analytics y que mejora el SEO), pero además de eso sirven para transferir autoridad de unas páginas a otras. El enlazado interno es como una red neuronal que, en tanto que facilita la indexación de los crawlers, contribuye notablemente al SEO On-Page. Y no siempre se cuida lo suficiente.

8-Cita a tus fuentes y usa el nofollow

A Google le gustan los artículos que citan fuentes, pues considera que el autor ha hecho acopio de información y se ha documentado y tomado la molestia de incorporar una bibliografía. Cuando extraes información de alguna fuente es obligado citarla. Eso está en el manual de cualquier periodista, y que Internet sea, en ocasiones, una jungla o un mar berberisco no es óbice para que nos saltemos a la torera la legalidad. Ahora bien, si no te sientes tan generoso como para transferir tu autoridad, siempre puedes ponerle un nofollow al enlace. Es una práctica muy común entre los bloggers de marketing digital, y no está mal visto. Lo que sí recomiendo es que el link sea de tipo “_blank”; esto es, que se abra en una pestaña nueva, porque no nos interesa que una página ajena se superponga a la nuestra y sacarle de nuestro post.

9-Difunde tu post en Redes Sociales

Es obvio, ¿no? Tan pronto como hayamos publicado un post en nuestro blog deberemos difundirlo a través de las redes sociales: Twitter, Facebook, Google Plus, etc. Cuantos más followers y círculos de amigos tengamos, mayor calado tendrá nuestro post. Una vez lanzado al ágora virtual, usaremos alguna de las herramientas para gestión de la reputación online para hacer un seguimiento y saber cuántos retweets, likes y +1 hemos recibido. Eso sí, hay un factor que deberíamos considerar antes: la mejor hora para publicar un post en redes sociales. Por mi experiencia, yo prefiero las primeras horas de la mañana, antes del mediodía, y en días laborables.

Una vez más, para que tus post reciban más clics e interacciones sociales recomiendo usar emojis, incluso en la descripción de tu perfil de Twitter. Y, por supuesto, no te olvides de los hahstag para destacar las palabras clave.

Usar emojis en los post ayuda al engagement.

10-Actualiza tus post más antiguos (contenido Evergreen)

Éste es un truco que suele funcionar muy bien. Desde que salió el algoritmo Google Freshness, el contenido Evergreen o de hoja perenne se volvió aún más decisivo. Por un lado, es conveniente escribir sobre temas que no tienen caducidad (o no, al menos, en un corto período de tiempo); y por otro lado, es muy recomendable actualizar y ampliar los post ya existentes a medida que vayas adquiriendo mayores conocimientos o que surjan novedades en la materia que tratas. Todo está en continuo cambio, y más en el mundo digital, y qué decir del algoritmo de Google que se actualiza varias veces al día. La curación de contenidos es un deber para cualquier blogger.

Haremos mal si publicamos un post y lo dejamos ahí muerto de risa per sécula seculórum. Lo interesante es “resucitar” post antiguos (sobre todo si rankean bien y tienen buenas métricas), añadirles algo más de texto, o imágenes, o una infografía, lo que sea, y volver a publicarlos cambiándoles la fecha. Este último punto es muy importante para hacer creer al buscador que su contenido se ha actualizado. Casi con toda seguridad en los días siguientes el post experimentará una subida en las SERPs. Del mismo modo, el usuario siempre se inclinará antes por un post con fecha reciente que por un post antiguo. De cajón, ¿no?

Espero que estos consejos te ayuden a escribir un post que seduzca a tus lectores y, de paso, con ello aumentes la lista de suscriptores de tu blog.

10 consejos y tips para escribir un buen post

Valoración
Fecha
Abrelink: Diseño web Bilbao
10 consejos y tips para escribir un buen post (infografía)
Estrellas
51star1star1star1star1star
10 consejos y tips para escribir un buen post (infografía)
5 (100%) 3 votes

BUSCAR

Suscríbete al Blog

Introduce tu email para estar al tanto de las novedades.

ABRELINK EN TWITTER