Diseño de páginas web en Bilbao y Bizkaia

Diccionario SEO para principiantes

  • 0
Diccionario SEO, Posicionamiento Web

Diccionario SEO para principiantes

Como en cualquier otra disciplina o profesión, entre los que trabajamos en la optimización de páginas web para SEO (Search Engine Optimization) existe una terminología que no siempre es fácil de entender para un no iniciado. Con este post me propongo glosar en un diccionario o vademécum los términos más usados y recurrentes, aquéllos que aparecerán en casi cualquier artículo sobre SEO y posicionamiento web, para que un principiante pueda comprender su significado de un simple vistazo, sin meterse mucho en harina (sí, ya sé que el ojo es perezoso por naturaleza, y más en Internet). He aquí los principales tecnicismos de nuestra jerga profesional listados en orden alfabético:

A

Algoritmo: son los complejos programas matemáticos que utiliza Google para determinar el posicionamiento de todas y cada una de las páginas web indexadas, y establecer en función de ello un orden. Los algoritmos varían unas 500 veces al año, de ahí la dificultad y la necesidad de estar bien informados y al día sobre las últimas novedades. Los más conocidos son Panda y Penguin. Otros destacados serían Hummingbird (colibrí) y Caffeine.

Alt: es un atributo de las imágenes donde se hace una breve descripción de la misma, y que, bien optimizado, se utiliza para incluir palabras clave.

Anchor text: es el texto ancla o texto que acompaña a un enlace. Por lo general, se aprovecha para introducir palabras clave relacionadas con nuestra actividad, pero conviene diversificarlo alternando las keywords con el nombre de marca, la URL y otras palabras genéricas, ya que Google te puede penalizar si considera que lo estás sobreoptimizando.

B

Backlink: son los enlaces entrantes; esto es, aquellos enlaces desde otras páginas que apuntan a la nuestra. En principio, cuantos más backlinks tengamos, mejor posicionamiento lograremos. Ahora bien, no todos los enlaces valen igual. De hecho, los únicos enlaces que realmente nos darán autoridad son los de calidad (con un Page Authority alto y, a poder ser, relacionados con nuestra temática o de páginas educativas o gubernamentales). Conviene recordar que algunos backlinks ejercen un efecto negativo al deseado (son los llamados enlaces tóxicos, como granjas de enlaces o enlaces de páginas de sexo o poco fiables y de dudosa reputación), así que hay que vigilar quién nos enlaza. Básicamente, hay dos maneras de conseguir backlinks: vía link building y vía link baiting.

Black Hat SEO: es el SEO de “sombrero negro”, aquél que se salta el código de buena conducta de Google haciendo trampas para engañar al buscador y mejorar ilícitamente su posicionamiento. Quien quiera usarlo debe andarse con mucho ojo, porque si te descubren, recibirás una penalización algorítmica o manual, lo que puede suponer, en el peor de los casos, desaparecer del índice de Google.

Breadcrumbs: son las “migas de pan” que vamos dejando para marcar la ruta que hemos seguido hasta llegar a esa página desde la página principal (p. ej.: Home / Diseño Web / Pack Básico). Facilitan la usabilidad, y WordPress los tiene ya integrados.

Broken link: son los enlaces rotos que dan el típico mensaje Error 404 Not Found. Tener muchos puede afectar negativamente al posicionamiento web, al ir en detrimento de la experiencia del usuario.

Buyer persona: es nuestro perfil de cliente ideal, el target objetivo al que nos dirigimos.

C

Call to action: es una llamada a la acción para que el usuario haga clic en nuestro anuncio, como el meta description o los rich snippets del rating.

Canibalización: se da cuando en una misma página intentamos volcar numerosas palabras clave, lo que hace que el buscador no sepa cómo indexarla.

Canonical: es una etiqueta “rel” que indica a los motores de búsqueda cuál es nuestra página de referencia. Se usa para evitar el contenido duplicado. Muy útil, sobre todo, en e-commerce, cuando hay muchas páginas similares, una para cada artículo.

Cloaking: es una práctica fraudulenta de Black Hat SEO mediante la cual mostramos al usuario un contenido diferente que al robot, o le enviamos a una dirección distinta de la que indica el enlace. Está severamente castigado.

CTR (Click Through Rate): es el porcentaje de clicks de una página web según la cantidad de impresiones. Cuanto más alto sea, mejor nos posicionaremos.

Contenido duplicado: una de las prácticas más perseguidas por Google Panda. Hay que evitar caer en este error, pues muchas veces ocurre sin que el propietario de la web sea consciente.

Copywriting: es una manera de redactar y presentar los textos de modo que sean naturales, persuasivos y empáticos e inviten a una call to action (como puede ser rellenar un formulario).

Crawl budget: se podría traducir, literalmente, como “presupuesto de rastreo”, y no es otra cosa que el tiempo que dedica Googlebot a recorrer e indexar cada sitio web. El crawl budget también se puede optimizar dándoles órdenes a las arañas del buscador desde el archivo Robots.txt para que no rastreen determinadas URLs que no nos interesa que indexe (como, por ejemplo, la “Política de cookies”).

D

Dwell time: tiempo de estancia de un usuario en una página de nuestra web. Entrar y salir rápidamente es un mal indicador.

E

Engagement: se dice del factor “enganche” de nuestros post, de la capacidad que tienen de retener al usuario y motivarle a que nos siga visitando.

Enlaces: los hay de dos tipos, entrantes (los que enlazan a nuestra web) y salientes (a los que enlazamos desde nuestra página). Los primeros te dan autoridad (o te la quitan, si son tóxicos), y a los segundos se la das tú. También hay otra categoría de enlaces: dofollow (a éstos les transfieres autoridad) y nofollow (a éstos no, pues le estás indicando al buscador que no los siga).

EMD (Exact Match Domain): son los dominios de concordancia exacta; es decir, los que tienen una URL compuesta por las palabras clave para las que queremos posicionar.

Evergreen (Contenido): se dice de los post renovables y que nunca caducan por no tener asignada una fecha de publicación. Ésta es una técnica SEO relativamente novedosa que consiste en actualizar las fechas de los post o suprimirlas directamente, lo que hace Google les dé un empujoncito en las SERPs.

F

Footprints: comandos avanzados para realizar búsquedas específicas en Google cribando los resultados (p.ej.: inurl, site:, “”, *, -). Muy útiles para scrapear.

G

Google Freshness: forma parte del algoritmo de Google, y tiene que ver con el citado contenido evergreen. Es el que da prioridad a los contenidos actuales frente a los antiguos.

Growth hacking: término muy de moda dentro del marketing digital y de las startups que hace referencia a un conjunto de técnicas como la creatividad, la innovación y el pensamiento analítico que vendrían a formar parte de una estrategia global de posicionamiento.

Guest blogging: consiste en publicar un artículo en otro blog como autor invitado. Es, también, una manera de promocionarse y de hacer link building. El uso abusivo en los últimos años de esta técnica SEO ha hecho que las condiciones actuales sean más restrictivas.

H

Hidden text: es otra práctica de Black Hat SEO que consiste en ocultar el texto (por lo común, palabras clave repetidas hasta la saciedad) para que el buscador no lo encuentre. Se puede hacer dándole al texto el mismo color que el fondo sobre el que va impreso o sobre una imagen con el mismo color, pero el riesgo de que lo detecten es alto y no merece la pena arriesgarse.

I

Indexar: es lo que hacen las arañas o spiders de los motores de búsqueda, recorrer toda la web varias veces al día para actualizar su índice de páginas. Si una web no está indexada por la razón que sea, será como si no existiera. Cuando creas y subes una página, lo normal es hacer un alta manual en los principales buscadores (aunque no es necesario, porque será indexada por sí sola). A través de este simple formulario le puedes enviar una URL a Google.

K

Keyword: son las palabras clave que escogemos para posicionarnos en las SERPs. Obviamente, remitirán a nuestro desarrollo profesional. Hay herramientas online que nos pueden ayudar a elegir estas keywords. Una de las mejores es Ubersuggest.

Keyword density: es la densidad de palabra clave. Un porcentaje ideal es de entre el 3 y 4%. Si no se abusa de él, es un factor que ayuda a posicionar. En Webconfs puedes hacer una medición. Aparte, yo recomiendo la extensión de Chrome SEOquake.

Keyword research: es la búsqueda de palabras clave para encontrar un meganicho o un micronicho en función de su nivel de dificultad y del volumen de visitas.

Keyword stuffing: es otra práctica de Black Hat SEO que consiste en repetir a lo largo del texto las mismas keywords para aumentar la densidad de palabra clave. Está considerado como una forma de spam y penalizado por Google Panda, por lo que es muy desaconsejable.

L

Lead: son los usuarios a los que conseguimos fidelizar y que posteriormente pueden convertirse en clientes. Un buen inbound marketing y marketing de contenidos ayuda a ello.

Link baiting: es una estrategia de búsqueda de enlaces que consiste en ofrecer contenidos interesantes para que sea el propio visitante el que, movido por su generosidad, te enlace. Es la forma ideal de conseguir enlaces naturales, pero no es fácil.

Link building: es otra estrategia de búsqueda de backlinks. Hace años era casi la única manera de mejorar el posicionamiento web, y conducía al típico intercambio de enlaces. Ahora eso, la construcción de enlaces artificiales, está penalizado, por lo que hay que elegir con mucho cuidado a quién quieres enlazar y quién quieres que te enlace.

Link juice: es el jugo de enlaces; esto es, la autoridad que se transfiere de unas páginas a otras a través de sus links. La página principal siempre será la que más link juice transmita, y esto funciona tanto para los enlaces internos como para los enlaces salientes.

Link popularity: es la popularidad de un link, basado en la cantidad y calidad de backlinks que apunten hacia él. Es un término que ha caído en desuso.

Link tóxico: se dice de aquel enlace que daña nuestra reputación, por lo que conviene eliminarlo o desautorizarlo (mediante Google Disavow Tool). Los links tóxicos forman parte del llamado SEO negativo.

Long-tail (keyword): son las palabras clave de “cola larga”; es decir, aquéllas que combinan dos o más términos de búsqueda, como la ciudad o el ámbito geográfico. Se recomienda encarecidamente su uso, porque delimitan la búsqueda y reducen la dificultad de las keywords más competidas. Asimismo, bien utilizadas ayudan al SEO Local.

LSI (Latent Semantic Indexing): es una forma de redactar textos para SEO pensando en sinónimos que enriquezcan su significado. Está relacionado con el modelo de web semántica, el futuro del SEO.

M

Metatag: son metadatos o etiquetas que van dentro del head de una página (por lo que no son visibles para el usuario, y se ponen única y exclusivamente de cara al buscador). Hay una gran variedad, y antiguamente se abusaba de ellas (como del meta keywords), pero a día de hoy la única que cuenta es el meta description.

Métricas: son los valores que miden las propiedades de un sitio web, su analítica. Entre las métricas más conocidas están el PA (Page Authority) y DA (Domain Authority) de Moz Rank y el Trust Flow y Citation Flow de Majestic.

Money Site: es nuestra página matriz, aquélla que queremos posicionar y monetizar, ya sea con marketing de afiliación, patrocinios, publicidad Adsense o como sea.

N

Nicho de mercado: son las oportunidades que ofrece el mercado para configurar nuestros patrones de búsqueda y escoger, en consecuencia, las mejores palabras clave. Google Keyword Planner es una buena herramienta para averiguar esos nichos.

O

On-Page: es el SEO que se optimiza dentro de la propia página. En él intervienen el title, el meta description, los encabezados, los estilos de texto, etc.

Off-Page: es el SEO que se trabaja fuera de la página. Tiene mucho que ver con el link building y el link baiting.

P

Pagerank: era una métrica de Google para medir la importancia de una página web, pero su presencia viene siendo casi testimonial. Ya ni siquiera es visible, por lo que se puede decir que ha desaparecido a todos los efectos.

Page Speed: es la velocidad de carga de una página. Reducir el peso de las imágenes y comprimir los ficheros Js y CSS es fundamental. Este factor cada vez repercute más en el posicionamiento web.

Panda: es uno de los algoritmos más temidos de Google. Tiene la función de penalizar a los sitios web que dupliquen contenido o que tengan un contenido pobre.

Penalización: son las sanciones que impone Google por una mala praxis SEO. Pueden ser algorítmicas (más leves) o manuales (más graves).

Pingüino: es el otro algoritmo justiciero de Google. Penaliza a aquellas páginas que quieran mejorar su posicionamiento web mediante enlaces artificiales o de pago, o que sobreoptimicen el anchor text.

Pogo sticking: este término se emplea para designar una alta tasa de rebote.

Porcentaje de rebote (o bounce rate): mide la cantidad de usuarios que abandonan nuestra web sin haber interactuado con el resto de páginas. Hay que tratar de reducirlo ofreciendo un contenido atractivo para el visitante, invitándole a quedarse.

PBN (Private Blog Network): es una técnica de posicionamiento rayana en el Black Hat SEO que consiste en crear una Red Privada de Blogs (por lo general, con dominios expirados) para enviar backlinks y autoridad al Money Site.

R

RankBrain: es el último algoritmo de Google en su evolución hacia una inteligencia artificial con sistema propio de aprendizaje (machine learning) capaz de interpretar el lenguaje y las consultas de los usuarios. Es un paso más en el Gráfico de Conocimiento (Knowledge Graph) y Hummingbird; esto es, el SEO semántico.

Redirección 301: se utiliza para mover de forma permanente el contenido de un dominio a otro (la redirección 302 sería temporal). De esta forma también se transfieren su autoridad (en torno a un 90%, se calcula) y sus backlinks. Asimismo, es recomendable hacerlo para redirigir el dominio principal al subdominio www, o viceversa, para así evitar el contenido duplicado.

Referral spam: es el tráfico referido fantasma que distorsiona las estadísticas de Google Analytics y aumenta el porcentaje de rebote.

Reputación online: es todo lo que se dice de nuestra empresa en blogs y redes sociales (brand monitoring). Una de las principales atribuciones de un Community Manager es gestionarla.

Rich snippets: son los microformatos o el texto enriquecido que Google ha implementado en su giro hacia un modelo de web semántica. En Schema puedes aprender sobre su sintaxis. El rating (estrellitas) y el autorship (fotos del autor) son algunos de esos snippets que más visibilidad tienen en las SERPs y que aumentan el CTR.

S

Sandbox: esta caja de arena es un filtro o estado de cuarentena que aplica Google a las páginas recién creadas donde permanecen entre 3 ó 4 meses en espera con objeto de garantizar su fiabilidad. Durante ese tiempo apenas experimentarán subidas en las SERPs, ni siquiera aunque consigan buenos backlinks.

Scrapear: realizar búsquedas concretas para recolectar o extraer datos de webs. Hay herramientas online gratuitas como import.io y programas como ScrapeBox que se usan para ello.

Señales sociales: son los likes y +1 de Facebook, Google + y demás redes sociales que, de forma indirecta, también benefician al posicionamiento web.

SERP (Search Engine Result Page): es la página de resultados que obtenemos al realizar una búsqueda (en Google, por ejemplo) con una lista ordenada y jerarquizada de sitios web. El objetivo de todo SEO es posicionar su web entre los primeros resultados de las SERPs para sus palabras clave.

Sitemap: es un mapa web con todos los enlaces internos del sitio. También es un archivo xml que se sube al directorio raíz y que está pensado para facilitar la tarea de indexación a los robots de los buscadores.

Spider (o crawler): son las arañas del motor de búsqueda (como Googlebot) que rastrean e indexan todas las páginas web.

Storytelling: es una forma de presentar nuestros textos de manera tal que cuenten y desarrollen una historia. Esta narrativa audiovisual ayuda a fidelizar y desvía la atención del objetivo principal: la conversión.

U

UX: acrónimo que hace referencia a la experiencia del usuario, en lo que intervienen factores como la optimización móvil y la velocidad de carga.

W

White Hat SEO: es el SEO blanco, aquél que sigue las directrices de Google y actúa acorde a la legalidad.


  • 0
Black Friday, Diseño Web SEO

Black Friday SEO Abrelink

En Abrelink también queremos sumarnos al Black Friday SEO con apetitosas ofertas. Aprovecha nuestros descuentos del 10% para página web en WordPress y optimización de Posicionamiento web SEO On-Page. No encontrarás mejores precios por un servicio más profesional.

La validez de esta promoción es de 7 días, del viernes 25 de noviembre al viernes 2 de diciembre, ambos inclusive.

¿A qué esperas para tener tu web corporativa o rediseñarla? Con Black Friday SEO Abrelink ya no tienes excusas.

Black Friday, Abrelink


  • 0
Elaborar presupuestos para sitios web

Guía definitiva para elaborar un presupuesto para una página web (infografía)

El objetivo final de todo diseñador web es aumentar su cartera de clientes, para lo que primero tiene que identificar a su buyer persona y target objetivo, luego conseguir leads y finalmente generar conversiones. Sólo así alcanzará sus KPIs y obtendrá el ansiado ROI (Retorno de la Inversión). Por supuesto, el SEO está detrás de toda campaña de marketing orientada a las ventas. Pero no basta con tener una página web bien diseñada y correctamente optimizada para buscadores. Siento decepcionarte si lo creías así, pero el trabajo no acaba cuando has conseguido posicionar tu web entre los primeros puestos del ranking de las SERPs para tus principales keywords. Ése es sólo el primer paso. Una vez que estés en lo más alto, con toda seguridad empezarán a llegarte solicitudes de presupuesto. Bien, ése es un excelente indicador. Vas por el buen camino. Ánimo, ya has hecho lo más difícil. Pero ahora falta lo más importante: convencer a ese cliente potencial de que tú eres su mejor opción. ¿Cómo hacerlo? Para empezar, presentándole un presupuesto que destaque sobre los demás (y no me refiero al precio).

Coste de página web

Con esta guía sobre cómo elaborar un presupuesto para una página web pretendo facilitarte la tarea. Éstos son los pasos a seguir:

Presentación del documento

Debemos cuidar mucho la presentación del documento. Después de todo, si somos una agencia de branding, trabajamos con la imagen y vendemos nuestra imagen. Yo recomiendo adjuntar en el correo electrónico un archivo PDF con el presupuesto. Es lo más profesional. En ningún caso debemos redactar el documento dentro del cuerpo del e-mail, a no ser que sea una respuesta a una consulta rápida o poco fiable, como una “compra misteriosa”.

El presupuesto podemos elaborarlo en Word y luego exportarlo a PDF con una aplicación como PDF Creator (software libre y gratuito que instala una impresora virtual en tu equipo, y que puedes descargar aquí).

Otra opción, aún más profesional y con mejor acabado, es hacerlo con un programa de diseño vectorial como Freehand o Adobe Illustrator. Ahora bien, en este caso, y siempre que hayamos utilizado tipografías especiales, de las que no vienen instaladas en la carpeta Fonts de Windows, tenemos que acordarnos de convertir esas fuentes en trazados, o, en su defecto, incrustarlas en el documento, o de lo contrario el destinatario no podrá visualizar el texto en su ordenador.

Por supuesto, ya lo hagamos en Word o en Illustrator, tenemos que incluir nuestro logo en el membrete, además de los datos de contacto. Y si somos un poco avispados, usaremos esta plantilla para futuros presupuestos.

Contenido del presupuesto

Contenido presupuesto web

Para que no haya dudas cuando estemos trabajando en el diseño web, hay que dejar todo atado y bien atado en el presupuesto, hasta el más mínimo detalle. Si dejamos cabos sueltos, es muy probable que luego surjan malentendidos y, o bien quedaremos mal con el cliente, o bien chuparemos horas extra o perderemos dinero. De ahí la importancia de desglosar cada componente. Así también el cliente sabrá cuánto cuesta cada uno por separado, y si considera que alguno no le es necesario, puede deducirlo del importe total. La gente, por lo general, no se conforma con menos que una factura detallada. No nos engañemos, en el mundo del diseño web hay mucho intrusismo y no pocos estafadores, tantos como clientes escarmentados, por lo que la transparencia es fundamental para transmitir confianza.

Un presupuesto para una página web se puede desglosar en los siguientes componentes (según el caso):

  • Registro de dominio
  • Hosting
  • Diseño de la interfaz
  • Instalación de CMS WordPress o Prestashop
  • Theme Premium
  • WooCommerce
  • Optimización para dispositivos móviles (diseño responsive)
  • Retoque fotográfico
  • Secciones informativas de la web: Quiénes somos, Servicios, Contacto, Aviso legal, Política de Cookies
  • Área restringida
  • Blog
  • Redes sociales
  • Plugins
  • Herramientas SEO: Google Analytics, Search Console, sitemap, meta etiquetas, etc.

Formas de pago

Formas de pago

Como eres un profesional y no sabes con quién te vas a encontrar, siempre deberías cobrar un anticipo. Este anticipo puede ser desde el 20% al 50%. Además del adelanto, estaría bien que añadieras la forma de pago: transferencia o cheque bancario (incluso Paypal). Asimismo, y aunque sólo sea algo simbólico, es recomendable establecer un período de validez al presupuesto, más que nada para conminar al cliente a tomar una resolución lo antes posible.

Metodología de trabajo

Al principio dije que era importante destacarnos de nuestra competencia. Pues bien, una forma de hacerlo es incluyendo dentro del presupuesto, después de la tabla de precios, una nota aclaratoria sobre nuestra metodología; es decir, explicarle al cliente cuál es nuestra manera de trabajar: si subimos la web a una URL provisional para que vea los cambios, tiempos y plazos de realización, material fotográfico, textos y propiedad intelectual, etc.

Cuota de mantenimiento

Lo ideal, para fidelizar al cliente y obtener más ingresos futuros, es que, una vez acabada su página web, contrate con nosotros un mantenimiento, que en la mayoría de los casos suele ser anual. En esta cuota de mantenimiento entrarían la renovación del dominio y del hosting (a no ser que los hubiera contratado él por su cuenta con otro proveedor) y las actualizaciones periódicas de la web, toda vez que siempre habrá textos nuevos, fotos, vídeos o cualquier otro material gráfico que quiera subir con posterioridad. Si su web está hecha en WordPress, es probable que él mismo se encargue de estas actualizaciones, pero es nuestro deber ofrecerle estos servicios.

Consejos y recomendaciones

Consejos y recomendaciones para un presupuesto

Esto que voy a decir no tiene que ver stricto sensu con la elaboración del presupuesto, pero sí con lo presupuestado. Antes de aceptar un presupuesto yo tendría en cuenta varios puntos:

  • Hay que aprender a decir no. Ya sea por la magnitud del proyecto o por su extrema dificultad, a veces lo más juicioso es rechazarlo y no meternos en camisa de once varas. Debemos ser sinceros con nosotros mismos y también con nuestros clientes, y conocer y admitir nuestras limitaciones (sí, todos tenemos limitaciones). Y pongo dos ejemplos sacados de casos reales: es como cuando nos propusieron crear un portal de citas tipo Meetic y una casa de apuestas deportivas al estilo Bwin ¿Qué agencia de desarrollo web y marketing online es capaz de abordar un proyecto tan mastodóntico?
  • Algunos clientes no nos salen a cuenta. La perspectiva de ganar dinero, por poco que sea, es muy tentadora, pero hay clientes tóxicos que sólo te darán quebraderos de cabeza. Si desde el principio intentan regatear tus tarifas, desconfía. Al final ganarás una miseria y te quedarás con la amarga sensación de que no valoran tu trabajo.
  • Cuando eres un recién llegado al mercado o las cosas te van mal y no sabes qué hacer para levantar el vuelo, puedes sentirte inclinado a emprender una guerra de precios. Cuidado con rebajar mucho tus tarifas, ya que si te vendes barato luego no podrás escapar fácilmente de ese círculo vicioso, y el daño sobre tu reputación puede ser irreparable. Además, los precios muy bajos suelen atraer a un tipo de cliente poco recomendable: exigente y desagradecido.
  • Es importante saber marcar los límites. El trabajo creativo no es un trabajo como otro cualquiera. Y lo digo con cierta congoja. No se puede tasar ni medir igual. Y esto a menudo juega en nuestra contra. Cuando haces un presupuesto para una página web, aunque hayas desglosado cada componente y especificado todo al detalle, es harto probable que más tarde, durante la realización, el cliente encuentre algún resquicio por donde aprovecharse y pedirte algún extra, a veces por desconocimiento (hay que entender que no todo el mundo sabe de esto), y otras veces por echarle morro. Si no le paramos los pies a tiempo por miedo a contrariarle, ese proyecto nos absorberá muchas más horas de las que contrataron y dejará de ser rentable.
  • No te conformes con enviar el presupuesto por e-mail. Intenta concertar una cita comercial. Si en su solicitud te indica su número de teléfono, llámale y pregúntale qué idea tiene en su mente sobre el tipo de web que desea. En teoría, agradecerá tu interés y habrás ganado un punto a tu favor. Por muy específico que sea en su solicitud en cuanto al tipo de página que está buscando, es muy recomendable inquirir más y darle consejos y recomendaciones. Por lo general, la mayoría de clientes no son expertos en diseño web y estarán abiertos al asesoramiento de un profesional. Piensa, por otra parte, que en una reunión tendrás muchas más probabilidades de convencerle que en un frío e impersonal correo electrónico.
  • Procura quedar bien con el cliente. Esto es casi de Perogrullo, pero piensa, desde un punto de vista pragmático, que si los clientes están contentos contigo, es muy probable que en un futuro te recomienden, y las recomendaciones son una de las mejores fuentes de ingresos.

En esta infografía puedes ver de forma esquemática los pasos a seguir para elaborar un presupuesto para un página web que conquiste a tus clientes.

Guía para presupuesto web, infografía


BUSCAR

Suscríbete al Blog

Introduce tu email para estar al tanto de las novedades.

ABRELINK EN TWITTER