Cómo desaparecer de Internet con Deseat.me

Deseat.me y el derecho al olvido en Internet

  • 0
Derecho al olvido

Deseat.me y el derecho al olvido en Internet

En los últimos años se ha hablado mucho del “derecho al olvido” y de la dificultad de borrar nuestros datos personales de Internet. El correo electrónico, las redes sociales, el e-mail marketing y demás plataformas online son, bien empleadas, un excelente vehículo de comunicación, pero hasta hace bien poco no existía ninguna ley ni regulación ni amparo constitucional sobre el uso de esa información de carácter privado, ni posibilidad de eliminar las huellas que vamos dejando en la Red.

Google y YouTube se han enfrentado a varias demandas y procesos judiciales de usuarios que han exigido la retirada inmediata de fotos o vídeos íntimos y comprometedores. En pocas palabras, se podría resumir diciendo que rellenar formularios es muy rápido y sencillo, mientras que darnos de baja de esos servicios es arduo y complejo. Fácil de entrar y difícil de salir. ¿No os recuerda a una secta?

Reconozcámoslo, en el momento de instalar un software casi nadie lee la licencia y los términos de uso, y menos cuando es gratuito, y el fabricante lo sabe y se aprovecha de ello para luego utilizar nuestra información con fines comerciales. En la era del Big Data y de los metadatos la información es un poder absoluto. Con todo lo que averiguan sobre nosotros gracias a nuestra dejadez luego pueden conocer nuestros gustos, nuestros pensamientos y nuestras costumbres y meternos la publicidad, no por los ojos, sino dentro mismo del cerebro.

Big Data

Por ejemplo, ¿sabías que cuando realizamos una búsqueda en Google, si hemos iniciado sesión con nuestra cuenta de Gmail, los resultados y consultas relacionadas, así como el autocomplete, se ven mediatizados por el contenido de nuestros correos electrónicos? Eso es mucho más agresivo e invasivo que el historial de navegación y las cookies. Es el machine-learning y el Rank Brain, la evolución del buscador en una inteligencia artificial que aprende de nuestras búsquedas. Una vez más, llegamos al famoso neuromarketing, que en este caso no es otra cosa que un secuestro de la información y un espionaje en toda regla.

Y luego se justificarán aduciendo que lo hacen por nuestra comodidad.

Como dijo un experto en Big Data en un excelente reportaje emitido recientemente en La Sexta:

Por suerte, como cada vez hay una mayor concienciación de este llamado “derecho al olvido”, al amparo del marco legal están surgiendo herramientas para borrar nuestros datos de Internet. Una de las más recientes es Deseat.me, cuyo lema es “limpia tu existencia” (con la “e” característica de Internet Explorer). Es totalmente gratuita, y la única pega que tiene es que sólo funciona con Google, por lo que debes tener una cuenta en Gmail.

Deseat Me

Lo que hace Deseat.me es recopilar todas las listas de suscripción donde te has registrado con ese e-mail y crear un listado con un link hacia la página donde quieres darte de baja. Por supuesto (y aquí llega el problema), necesitarás recordar la contraseña, o no podrás eliminarla.

Para poder utilizar Deseat.me tienes que darle tu autorización para conectarla a tu cuenta de Gmail, lo que puede provocar suspicacias. En su política de privacidad (Privacy and data) sus creadores aseguran, no obstante, que no tienen acceso a nuestra información, que para lo único para lo que necesitan la sincronización con nuestra cuenta de correo electrónico es para que su bot rastree nuestros e-mails. Habrá que creerles, ¿o no?

En este artículo de El País tenéis más información sobre Deseat.me, y si queréis conocer más sobre cómo ejercer vuestro “derecho al olvido”, os dejo este enlace a la Agencia Española de Protección de Datos.

Valoración
Fecha
Abrelink: Diseño web Bilbao
Deseat.me y el derecho al olvido
Estrellas
51star1star1star1star1star
Deseat.me y el derecho al olvido en Internet
5 (100%) 1 vote

Dejar un comentario

BUSCAR

Suscríbete al Blog

Introduce tu email para estar al tanto de las novedades.

ABRELINK EN TWITTER