Blog sobre diseño web, posicionamiento SEO y marketing digital

  • 0
Desindexar URL Google

Cómo eliminar una URL en Google

Etiquetas :

Aunque no es lo común, hay ocasiones en que, por la razón de que sea, no nos interesa que una URL de nuestro sitio web aparezca indexada en Google. Puede que esa página que queremos eliminar esté atrayendo un tráfico no cualificado y aumentando nuestra tasa de rebote, o puede, sencillamente, que ya no queramos que esa información sea pública. No obstante, los casos más frecuentes que se suelen dar son cuando tenemos una URL a la que no queremos traspasar link juice desde la Home porque tiene thin content (contenido pobre o de escaso o nulo interés para el usuario que no atrae tráfico orgánico, ni leads ni conversiones, como esos post con menos de 300 palabras que Google considera spam) o cuando queremos evitar el contenido duplicado. Como vemos, las razones pueden ser muchas y variadas.

Ante una tesitura como ésta, quizás el primer impulso sea cortar por lo sano; es decir, eliminar dicha página del servidor. Sin embargo, como ahora veremos, hay mejores y más sutiles maneras de hacerlo.

Básicamente, hay 4 formas para eliminar y desindexar una URL en Google:

1-Meta noindex

Es la opción más fácil de implementar, aunque, probablemente, no la mejor. Lo único que tendríamos que hacer es añadir en el head de la página la etiqueta o metatag <meta name=”robots” content=”noindex”>. Con esto le estaremos dando la orden a los rastreadores de los motores de búsqueda de que no indexen dicha página.

Llegados a este punto conviene aclarar que el meta noindex nada tiene que ver con el nofollow, el cual no sirve para desindexar URLs, sino para ordenar a los spiders que no sigan un enlace y, en consecuencia, corten el flujo de autoridad.

El principal inconveniente de este método es que los resultados pueden tardar un tiempo en verse, o no verse nunca, ya que tenemos que esperar a que los crawlers visiten nuestro sitio web, lleguen hasta la URL de marras y reciban la orden. Por lo tanto, esta opción es más recomendable utilizarla antes de que la URL haya sido ya indexada.

2-Robots.txt

Robots.txt Disallow

El archivo robots.txt está pensado específicamente para orientar a las arañas y darles indicaciones sobre qué URLs, carpetas o directorios queremos que indexen o no. A través del comando Disallow podemos ordenarles que no indexen una URL concreta o una carpeta. Bastaría con escribir esta línea de código:

Disallow: /politica-de-cookies/

(éste es un típico ejemplo de URL que no aporta nada a una web y que conviene no indexar)

Aunque pocos lo hacen, con robots.txt también se pueden bloquear imágenes.

La gran ventaja de utilizar el archivo robots.txt es que optimizamos el crawl budget; esto es, el presupuesto o tiempo que dedican los crawlers (como Googlebot) a rastrear nuestro sitio web. Es, por decirlo de alguna manera, la forma más profesional y aconsejable de hacerlo.

El único inconveniente que plantea este método es que si esa página que queremos eliminar del índice de Google recibe algún link desde otra web, entonces podría no desaparecer.

Si tenéis dudas sobre cómo generar el archivo robots.txt o cómo utilizarlo, os recomiendo que leáis este estupendo artículo de Tomás de Teresa.

3-Search Console

Eliminar URL, Search Console

A veces la mejor opción es utilizar las herramientas que el propio Google pone a nuestra disposición, que para eso están. Si vamos a Search Console>Índice de Google>Eliminación de URL podemos eliminar temporalmente –este matiz es importante– cualquier página de nuestro sitio web de los resultados de búsqueda. Sólo tenemos que pulsar en Ocultar temporalmente e introducir la URL en cuestión, y desaparecerá durante 90 días de las SERPs. También se borrará la copia guardada en la caché de la página. Ahora bien, Google nos advierte de que si queremos eliminarla de forma permanente tendremos que recurrir a alguna de las otras técnicas aquí mencionadas.

Asimismo, dentro del mismo apartado de Search Console, pero en Estado de indexación, si hacemos clic en Avanzada nos mostrará un gráfico con el total de páginas indexadas, bloqueadas por robots y eliminadas, y además podemos actualizar el resultado en cualquier momento.

Estado de indexación

Personalmente, yo recomendaría combinar estas dos acciones: en primer lugar, eliminar la URL con Search Console; y en segundo lugar, bloquearla mediante robots.txt. Después de eso, también la borraría del servidor asegurándome de que devuelve un error 404 (not found).

4-Directorio protegido con contraseña

La he dejado en último lugar por ser muy poco habitual, pero es bueno saber que existe. Otra forma de bloquear una URL es guardarla en un directorio protegido con contraseña en el servidor. Si utilizas Apache, tendrás que editar el archivo .htaccess. Éste sería el método más seguro de todos, ya que, mientras que los anteriores son sólo instrucciones que se dan a los rastreadores, éste los forzaría definitivamente a no indexar la URL. Toda la información necesaria para utilizar este recurso la tenéis aquí.


  • 0
Los 5 mejores acortadores de URL

Los 5 mejores acortadores de URL

¿Cuántas veces os ha pasado que vais a publicar un tweet y, al incluir la URL de la web que queréis dar a conocer, sobrepasáis el famoso límite de los 140 caracteres? Porque, digámoslo claramente, hay URLs que son como una línea sin bingo. Para evitar este fastidio se crearon los acortadores de URL, que vienen a ser la herramienta perfecta para difundir artículos del blog y crear branding en redes sociales. Todos son muy fáciles de usar y siguen la misma dinámica, aunque algunos disponen de unas funcionalidades de las que otros carecen. Ahora lo veremos en detalle.

Éstos son, según mi criterio, los 5 mejores acortadores de URL:

1-Bitly

Bitly

Es uno de los más usados, y con razón. No necesitas estar registrado para crear una URL acortada. Basta con pegar el link y copiar la URL resultante. Ahora bien, si nos registramos (y no lleva ni dos minutos crear una cuenta gratuita), podremos customizar el título del post y el slug de la URL (para entendernos, lo que va detrás de la /) y en el dashboard nos ofrecerá las métricas para cada bitlink, como el total de clicks o su procedencia. Podemos ver cuánto de ese tráfico referido procede de Twitter y Google Plus y cuánto es Dark Traffic. Paralelamente nos muestra un gráfico con el rendimiento de todos nuestros bitlinks en función del número de clicks.

Como complemento, cuenta con una extensión de Google Chrome  para acortar cualquier URL de forma directa, sin necesidad de abrir la página, y que también permite compartirla en las principales redes sociales. Ni qué decir tiene que es mi preferido.

2-Google URL Shortener

Google URL Shortener

Digamos que, por venir de Google, es el acortador oficial. No se puede personalizar, pero es una herramienta rápida y eficaz. Sólo te pide marcar un Captcha. Eso sí, permite ver la analítica y hacer un seguimiento.

3-TinyURL

TinyURL

Cuántas veces habremos visto, sin saber qué era, aquello de tinyurl. Fue uno de los primeros acortadores de URL, y aunque su diseño se ha quedado un poco desfasado, sigue funcionando a pleno rendimiento. No tiene opciones avanzadas, y el custom alias da problemas.

4-Tiny.cc

TinyCC

Aunque su interfaz no es muy vistosa ni moderna, este acortador es realmente útil. El slug de la URL se puede personalizar a nuestro gusto, y además de las funciones básicas, permite compartir en redes sociales y obtener el código QR, y todo ello sin necesidad de registro.

5-Ow.ly

Ow.ly

Este otro da una impresión casi opuesta al anterior, pues su diseño es atractivo, pero sus funcionalidades son más limitadas. No admite la customización de la URL. Pertenece a la conocida plataforma de gestión de redes sociales Hootsuite.

Para terminar, dos extras:

6-Smart URL

SmartURL

Este acortador está ganando cada vez más adeptos, y no es de extrañar, pues tiene unas funcionalidades que lo hacen único. Por ejemplo, permite crear URLs específicas para países y dispositivos móviles (iPhone, iPad, Android, Kindle, Blackberry), añadir descripciones a los enlaces acortados o un validador de URL que comprueba que no sea Phishing o Malware.

7-Dlvr.it

Dlvr.it

Aunque no es propiamente un acortador de url, sino un sindicador de contenidos RSS feed, Dlvr.it, el sustituto natural de Twitterfeed, es una herramienta muy recomendable, casi diría que imprescindible para cualquier blogger y Community Manager, ya que te permite automatizar tus post creando una cola de publicaciones y administrar así tus redes sociales sin necesidad de llevar un control diario del blog. Es gratuita (aunque de este modo sólo te permite gestionar una red social, como hace Hootsuite) y muestra estadísticas sobre el número de post, de clicks y de seguidores. Los tweets publicados en Dlvr.it aparecen con la URL acortada según su propia extensión.

Y tú, ¿qué acortador de URL utilizas?


  • 1
5 extensiones de Google Chrome muy recomendables

5 extensiones de Google Chrome muy recomendables

En un post reciente os hablé de las que, en mi opinión, son las 5 mejores extensiones de Google Chrome para SEO. Para seguir y completar dicho artículo, hoy os hablaré de otras 5 extensiones muy recomendables que mejorarán vuestra experiencia de navegación y que os facilitarán algunos trabajos, sobre todo relacionados con el diseño gráfico y el desarrollo web.

Cómo instalar y desinstalar las extensiones de Google Chrome

La mayoría de vosotros ya lo sabréis, pero para quien no lo sepa aún, para gestionar las extensiones de Chrome tenéis que hacer clic sobre el icono de los tres puntos verticales que aparece a la derecha de la barra de navegación (personaliza y controla Google Chrome), luego ir a Más herramientas y Extensiones. También podéis llegar a ese panel a través del atajo o comando: chrome://extensions/.

Extensiones Google Chrome

Una vez allí, se os mostrarán todas las extensiones que tengáis instaladas. Si queréis eliminar alguna sólo tenéis que hacer clic en el icono de la papelera y automáticamente la extensión se desinstalará. Aparte, también tenéis la opción, menos drástica, de deshabilitar las extensiones que menos uséis, y a partir de ese momento desaparecerán de vuestra toolbar. Las extensiones se pueden habilitar y deshabilitar en cualquier momento.

Además de esto, desde este panel se puede cambiar también la configuración de muchas extensiones, ver los detalles (como la versión y los permisos) y permitir en modo incógnito (navegar en modo incógnito sirve para no dejar rastro en el historial de navegación y para obtener unos resultados de búsqueda sin el filtro de geolocalización, lo que puede ser útil desde el punto de vista del SEO).

Por supuesto, a muchos de vosotros se os ocurrirán otras extensiones tan útiles o más que éstas, y que sin duda merecerían figurar aquí, pero no quería hacer una lista muy extensa, y tampoco pretendo sentar cátedra. Aclarado este punto, éstas son las 5 extensiones de Google Chrome que yo uso a diario y que os recomiendo encarecidamente:

1-WOT

WOT, extensiones de Google Chrome

Si queremos navegar seguros, esta extensión no puede faltar en nuestro Google Chrome. WOT te indica la fiabilidad de todos los sitios web. Si lo marca con un círculo verde, es seguro; si lo señala en naranja, dudoso; y si lo pone en rojo será mejor que ni te acerques, pues te está diciendo que ese sitio tiene mala reputación y es probable que haya sido hackeado y que esté infectado de virus o troyanos. Muchas páginas salen con un círculo gris, lo que significa que no tienen suficiente puntuación  para valorar su fiabilidad. Son los usuarios los que califican las páginas web en virtud de su experiencia, en torno a dos categorías: confiabilidad y seguridad para menores.

2-AdBlock

Adblock, extensiones de Google Chrome

Ésta es una de las extensiones más populares y usadas, y no es para menos. AdBlock bloquea todos los banners y anuncios publicitarios, lo que hace mucho más cómoda y segura la navegación. Tiene un panel de opciones donde puedes añadir filtros y autorizar dominios.

3-Full Page Screen Capture

Full Page Screen, extensiones de Google Chrome

¿Alguna vez has querido copiar una web y, no teniendo otra manera, has recurrido al clásico y socorrido Impr Pant? Con la extensión Full Page Screen Capture es mucho más fácil. Tan sólo tienes que clicar en su icono y te copiará todo el contenido de la web en una imagen PNG que luego puedes guardar en tu ordenador y retocar en Photoshop, si fuese menester. Un consejo: mejor no mover el ratón mientras está cargando.

4-ColorZilla

ColorZilla, extensiones de Google Chrome

Ésta es una herramienta muy útil para desarrolladores web y diseñadores gráficos. Es como un cuentagotas que te deja seleccionar un color de la web en la que estás navegando y te lo traduce a RGB y código hexadecimal. Asimismo, te muestra, si así lo deseas, toda la paleta cromática usada en esa web. Entre sus funcionalidades también está la de crear gradientes y degradados en CSS.

5-Font Playground

Font Playground, extensiones de Google Chrome

Al igual que la anterior, esta extensión también tiene una utilidad relacionada con el ámbito del diseño gráfico y web. Sirve, por ejemplo, cuando estamos diseñando una página web y queremos saber qué fuente tipográfica quedaría mejor. Podemos probar con todas las fuentes que tengamos instaladas en nuestra carpeta Fonts de Windows y aplicarle efectos y transformaciones. Una vez elegida la tipografía, podemos usar el WebFont Generator de Font Squirrel para obtener los formatos EOT, WOFF y SVG y con ellos usar la propiedad de CSS 3 @font-face.

Y por último, un par de extras:

6-OneTab

¿Alguna vez abres pestañas y más pestañas en Chrome y luego te haces un lío y te olvidas de lo que estabas buscando? Si quieres librarte de ese caos y poner un poco de orden en tu barra de navegación, OneTab es para ti. Haciendo clic en su icono colapsarás todas las pestañas abiertas en una lista. Luego puedes restaurarlas en conjunto o individualmente. Aparte de eso, reduce el consumo de memoria.

7-WhatFont

WhatFont

Es probable que en más de una ocasión hayas entrado en una página web y te haya gustado alguna de las fuentes tipográficas utilizadas, pero no hayas sabido identificarla. Pues bien, con esta sencilla y práctica extensión de Google Chrome podrás averiguar qué tipografía es. Basta con clicar en el icono de la barra de navegación y al pasar por encima del texto te saldrá un cartelito con el nombre de la fuente.


BUSCAR

Suscríbete al Blog

Introduce tu email para estar al tanto de las novedades.

ABRELINK EN TWITTER