Blog sobre diseño web, posicionamiento SEO y marketing digital

  • 0
Qué son los microformatos de Google

Qué son los microformatos y datos estructurados de Google

-Qué son los microformatos

Los microformatos o microdatos son un código enriquecido que puede y debe implementarse –markup– en una página web para estructurar los datos y orientar a los buscadores sobre cuál es el contenido real de ese sitio. Dicho de otra manera, es una forma de darles la información masticada, que evita la desambiguación y la polisemia que a menudo entorpecen el trabajo SEO y la indexación de los crawlers (por ejemplo, Google puede tener dificultades para entender si hablamos de un gato –animal felino– o de un gato –instrumento para elevar el coche– si no usamos las LSI keywords y los datos estructurados).

Microformatos Schema

Los microformatos, además, tienen la ventaja de que en ocasiones aparecen en los snippets de las SERPs (Search Engine Result Pages, o páginas de resultados de búsqueda) como fragmentos enriquecidos, lo que ayuda, y mucho, a aumentar el CTR y las conversiones. En otras palabras, gracias a estos datos estructurados puedes conseguir que Google muestre en tu snippet las 5 estrellitas características (mediante el uso de los tags AggregateRating y Reviews), o la fecha de un evento o cualquier otra información adicional.

-Tipos de microformatos

Básicamente, hay dos tipos de microformatos: Schema y JSON. Hasta hace poco, los microdatos Schema eran los más usados, y de hecho, aún siguen usándose y es recomendable usarlos. Nosotros, en Abrelink, lo hacemos. Schema tiene su propio sitio web donde te explican su funcionamiento y sus etiquetas. Es ideal, por ejemplo, para pequeñas empresas que quieran destacar en el SEO Local, pues admiten categorías como Organization o Local Business, donde puedes indicar desde el precio de tus productos hasta tus horarios, y todo ello favorece el posicionamiento web.

El formato JSON es más reciente, pero es tanto o más aconsejable que Schema (ambos se pueden combinar), pues tiene la ventaja de que, al ser un código Javascript y no ir entre etiquetas span, es invisible, pues a veces no te interesa que esa información esté a la vista, ya sea porque descuadra el diseño de tu footer o porque no quieres ofrecer datos tan personales como el precio.

-Ejemplos de microformatos Schema y JSON

Lo ideal sería hacerlos a mano, siguiendo las categorías de la página oficial de Schema y luego validándolos, pero, para suerte de muchos, hay herramientas online que te facilitan la tarea.

Schema microdatos

En el caso de JSON, recomiendo este generador para SEO, donde puedes elegir entre Local Business, Person, Product, Event, Organization y Website. Este otro generador de microdata tampoco está nada mal. No le faltan categorías.

Aunque, como he dicho, en principio el código Schema tiene que ser visible, hay una forma sutil de “ocultarlo”, y es legal, pues pasa la validación de Google. Aquí os dejo un ejemplo de microformatos Schema aplicado a nuestra filial Vigo in design:

<span itemscope itemtype=”http://schema.org/Organization”>

      <span itemprop=”url” content=”http://www.vigoindesign.es/”></span>

      <span itemprop=”name” content=”Diseño web Vigo”></span>

      <span itemprop=”description” content=”Diseño de páginas web en Vigo y Pontevedra y posicionamiento SEO”></span>

      <span itemprop=”brand” itemscope itemtype=”http://schema.org/Brand”>

      <span itemprop=”name” content=”Vigo in design”></span>

      <span itemprop=”url” content=” http://www.vigoindesign.es/”></span>

      <span itemprop=”logo” content=” http://www.vigoindesign.es/images/logo-vigo-in-design.png”></span>

      </span>

      </span>

Como veis, usando el atributo “content”, como en la metatag description, conseguimos que sea invisible.

-Validador de microformatos

Una vez creados nuestros microdatos, sería conveniente que los validáramos para comprobar que no hay errores. Google tiene una Herramienta de pruebas de datos estructurados donde podemos pegar la URL objeto de análisis o un fragmento de código. Si algo está mal, te aparecerán errores o advertencias.

Validacion de datos estructurados con Google

Herramientas SEO como la conocida extensión de Google Chrome SEOquake, en su diagnóstico te informa de si ese sitio web tiene microformatos y Schema, y te pone un enlace directo al validador de Google (Mozbar también tiene una opción similar).

-En qué contexto se imbrican estos microdatos

Mucho se está hablando en los últimos tiempos de la web semántica, de RankBrain y del machine-learning, términos todos ellos emparentados con la inteligencia artificial, la deriva de Google en su intento por entender al usuario y ofrecerle los resultados de búsqueda más acordes a sus intereses.


  • 0
Detectar penalización en Google

Cómo detectar una penalización de Google

Una de las peores pesadillas para cualquier webmaster es que su página web o blog sea penalizada por Google y de la noche a la mañana sufra un desplome en las SERPs o desaparezca por completo de ellas. La pérdida de visibilidad orgánica es uno de los mayores retos a los que se puede enfrentar un SEO, y saber cómo actuar en estos casos (sin entrar en pánico) es fundamental.

Recuperarse de una penalización no es tarea fácil, y en no pocas ocasiones, en lugar de hacer un detox y suplicar por la benevolencia de Mr. Google, muchas empresas prefieren adquirir otro dominio y hacer un redireccionamiento 301 (aunque las penalizaciones, como las enfermedades más contagiosas, también se heredan y se transmiten). Ésa es la vía rápida, pero no necesariamente la mejor.

Si alguna vez has hecho un rank tracking de tu web y has puesto esta cara

Penalizaciones en Google

porque no salía por ninguna parte, deberías seguir leyendo. Este artículo te va a interesar.

En este post os quiero señalar varias métricas y signos que os pueden ayudar a detectar una posible penalización de Google si es que en algún momento sospecháis que habéis podido sufrir una.

1-Trust Flow 0 o con valor muy bajo

Trust Flow es una de las métricas de Majestic, y refleja la fiabilidad y confianza de un sitio web en función de la calidad de sus enlaces entrantes. Si el resultado de la división entre el Trust Flow y el Citation Flow (que mide la popularidad; esto es, la cantidad de backlinks) es de 1 o de al menos 0,5, tu web estará en unos valores aceptables. Por el contrario, si está por debajo, eso querrá decir que existen enlaces de mala calidad apuntando hacia tu web, y sería conveniente que hicieras de inmediato una auditoría de backlinks para encontrar posibles enlaces tóxicos, de mala reputación o perjudiciales y desautorizarlos mediante Google Disavow Tool.

Majestic, Trust Flow

Estas métricas de Majestic, que hoy en día son de las más rigurosas y fiables, las puedes obtener de forma totalmente gratuita creándote una cuenta. Ahora bien, para conocer el Topical Trust Flow, que indica la relación temática entre tus backlinks, necesitarás contratar un plan de pago y convertirte en suscriptor.

2-UR (URL Rating) 0 o muy bajo

URL Rating y Domain Rating son las principales métricas de Ahrefs, otra de las herramientas que todo SEO debería utilizar a diario en su trabajo.  Al igual que las de Majestic, son bastante representativas, mucho más que el PA y DA de Moz (ni siquiera su Spam Score es muy fiable), y un valor muy bajo en UR y DR debería ponernos en alerta sobre una posible penalización.

URL rating ahrefs

3-Acciones manuales en Search Console

Cuando tengamos la más mínima sospecha de que nuestra web pueda haber sido penalizada por Google, el primer sitio adonde debemos acudir es a Search Console y revisar los mensajes y, dentro de Tráfico de Búsqueda, el apartado donde pone Acciones manuales. Si está vacío, estupendo. Eso significará que ningún editor de Google nos ha impuesto una sanción (pero no quiere decir, no obstante, que no hayamos recibido una penalización algorítmica de Panda o Penguin, lo que es menos grave, sí, pero mucho más difícil de detectar). Si, por el contrario, tenemos un mensaje del tipo “Coincidencias globales” o “Enlaces artificiales”, sabremos con toda seguridad que hemos recibido una penalización severa, y será menester que hagamos una limpieza profunda de backlinks, contenido duplicado y cualquier otra cosa que pueda estar perjudicándonos y luego, cuando consideremos que hemos solventado el problema, solicitar una revisión (y rezar para que Google nos devuelva su confianza).

Penalización manual en Google4-Backlinks tóxicos

Analizar el perfil de los enlaces es fundamental, y saber qué links están apuntando a tu web, también. Search Console nos proporciona una lista bastante completa de todos los backlinks en el apartado Enlaces a tu sitio. Esta lista podemos descargárnosla en Excel para mayor comodidad. Al lado de cada enlace aparece la fecha en que fue indexado, algo que facilita mucho la tarea.

En combinación con Search Console, yo recomiendo auditar los backlinks con Ahrefs, Open Site Explorer y SEMrush. De la suma de todos ellos podremos obtener un resultado bastante aproximado de todos los enlaces entrantes.

5-Perfil de anchor text sospechoso

El anchor text o texto ancla son las palabras sobre las que se insertan los enlaces, y es un factor de primer orden que hay que cuidar de cara a evitar posibles penalizaciones. Un perfil de anchor text sobreoptimizado (con repetición de palabras clave) o con mucha presencia de otros idiomas (sobre todo en caracteres chinos o cirílicos) suele ser causa de una penalización algorítmica.

Con Ahrefs podemos saber cómo se distribuye nuestro anchor text. Un porcentaje muy elevado de keywords exactas o la presencia de texto en otros idiomas nos debería hacer desconfiar de que algo malo sucede, señal de que tal vez hayamos sido víctimas de un ataque de SEO negativo, algo más frecuente de lo que pudiera parecer.

6-Tráfico orgánico 0 o casi inexistente

Si nuestra web no recibe visitas: una de dos, o es nueva y aún no ha logrado posicionarse para sus principales palabras clave, o ha sido penalizada y ha desaparecido de las SERPs. En este último caso deberemos preocuparnos y empezar a tomar medidas con la mayor celeridad.

Tráfico orgánico SEMrush

El tráfico orgánico (visitas que recibimos a través de los motores de búsqueda) lo podemos observar en Google Analytics, pero también en herramientas SEO como la mencionada SEMrush.

Por último, una recomendación y una llamada al sentido común: si creéis que vuestro blog o página web ha sufrido una penalización manual o algorítmica de Google y no tenéis los conocimientos suficientes para quitárosla, no lo dudéis, poneos en manos de un profesional SEO que os ofrezca garantías (es verdad que en este sector hay mucho intrusismo y mucho fraude). Las pérdidas económicas que supone para cualquier negocio (sea de venta online o no) desaparecer de las búsquedas de Google es mucho peor que pagar por deshacer un buen entuerto. Y eso, por no hablar de la pérdida de reputación online.


  • 0
Answer The Public

Answer the public, la herramienta para buscar keywords long-tail

Etiquetas :

En el anterior post os hablé de los featured snippets y de la necesidad de responder a las consultas reales de los usuarios, y hoy os voy a hablar de una estupenda herramienta online que sirve para hallar dichas búsquedas y definir con ellas unas keywords long-tail que son, en definitiva, las que van a traer tráfico cualificado a nuestra web o blog, un tráfico de visitas que luego se traducirá en leads y clientes. Me refiero a Answer the public, cuyo nombre es, per se, bastante ilustrativo: responde el público. Con la sencilla y práctica aplicación del extraño hombre barbudo podemos averiguar qué preguntas se hace la gente sobre un determinado tema, y luego, con esta valiosa información sabremos cómo optimizar el posicionamiento de nuestra web. Y lo mejor es que es gratuito y permite buscar en español, lo que facilita mucho las cosas.

Answer The Public, preguntas

Como he dicho en anteriores ocasiones, Google es cada vez más un buscador semántico, y desde Hummingbird hasta RankBrain, su inteligencia artificial ha evolucionado a pasos de gigante, de modo que ahora ya no vale con hacer un keyword research y seleccionar unas palabras clave con mucho volumen de búsquedas. Eso pertenece al SEO antiguo. Ahora hay que tratar de responder a lo que busca el usuario, ya sea por escrito o por voz. Porque, seamos sinceros, el contenido no es el rey, nunca lo ha sido; el rey es el usuario. Y diseñar una web con una buena experiencia de usuario, priorizando la usabilidad y navegabilidad, es una obligación, así que a la hora de seleccionar las palabras clave no sólo hay que pensar en los motores de búsqueda (atrás quedan los años en que funcionaba el keyword stuffing, el texto oculto y otras prácticas blakhateras), sino también en los usuarios.

En cuanto a la importancia de elegir keywords long-tail, o de cola larga (genial la analogía con el brontosaurio), hay poco que explicar, pues representa enormes ventajas: por un lado, son palabras clave menos competidas y, en consecuencia, más fáciles de rankear; y por otro lado, al ser más específicas y acotar el criterio de búsqueda, atraen tráfico cualificado, de calidad y por lo general geolocalizado, un público que está verdaderamente interesado en lo que ofrecemos, ya sea la venta de un producto o un formulario de suscripción. Esto, como es lógico, aumentará el CTR y reducirá la tasa de rebote, principales métricas de la UX.

Answer The Public, gráfico

El funcionamiento de Answer the public es sencillito: introduces una palabra clave, eliges el idioma y a continuación te muestra un gráfico con todas las búsquedas que se hacen en Google y Bing de esa keyword, con sus múltiples variantes, y esa misma información resumida en tablas y en orden alfabético. Estos datos los puedes exportar a CSV (Excel) y descargártelos.

Answer the public es una excelente alternativa a otras herramientas de keyword research como Google Trends, KW Finder o Keywordtool.io, pero en ningún caso es excluyente. Lo ideal sería combinar todas ellas y de ahí extraer la información que posteriormente definirá nuestra estrategia de inbound marketing.


BUSCAR

Suscríbete al Blog

Introduce tu email para estar al tanto de las novedades.

ABRELINK EN TWITTER