Blog sobre diseño web, posicionamiento SEO y marketing digital

  • 0
Tendencias para SEO Local en 2016

Tendencias para SEO Local en 2016

Una de las tendencias SEO que más fuerza está cobrando en este 2016 es el SEO Local. Esto no es algo que debería sorprendernos, pues las búsquedas locales son muy frecuentes, y Google pone cada vez más el acento en la geolocalización. Optimizar el SEO On-Page y Off-Page de una página web pasa por darse a conocer en tu ciudad, y esto es tanto más importante para las pequeñas y medianas empresas, aquéllas que dan cobertura a un ámbito más limitado.

La importancia del SEO Local o GeoSEO, como también se le llama, es tal que ahora las búsquedas en Google se realizan desde tu ubicación específica, tanto en desktop como en móvil, y esto no se puede cambiar, pues se supone que el gigante de Mountain View lo hace para ofrecerte los resultados más cercanos y mejorar así tu experiencia de usuario. Lo malo es que esto representa un problema para monitorizar las SERPs, ya que la mayoría de las herramientas de rank tracking no pueden ofrecer resultados 100% fiables.

SEO local 2016

Lo primero que debe hacer una Pyme para mejorar su SEO Local es crear un perfil en Google My Business (antes llamado Google Places y Business Center). Para ello tan sólo se requiere tener una cuenta de correo en Gmail, proporcionar una dirección real (muy importante) y esperar a recibir el PIN, con el que activaremos nuestra ficha. Disponer de un perfil en Google My Business es muy útil y ventajoso, pues de este modo nuestra empresa aparecerá listada en el mapa junto a las SERPs (páginas de resultados de búsqueda). Esto es lo que se conoce como Snack Pack o Local Pack. Ahí podemos poner un enlace a nuestra web y facilitar información al cliente sobre nuestras tarifas y horarios, además de señalar nuestra dirección y número de teléfono, como es obvio. Si, en adición a ello, añadimos fotografías con nuestro logo, trabajos u obras realizadas y la fachada o el interior del local, estaremos ofreciéndole al cliente más información y transparencia. Y, como colofón, estaría muy bien conseguir que algunos de nuestros clientes escribieran reseñas sobre la bondad de nuestros servicios. Ahora bien, para no despertar sospechas recomiendo usar diferentes IPs e ir añadiéndolas de tanto en cuando y no todas de golpe, o lo más seguro es que Google nos las borre. Las reseñas provenientes de perfiles activos en Google Plus tendrán más probabilidades de superar la criba, y más aún si no están directamente relacionadas con nosotros. Si acumulamos 5 o más reseñas, Google mostrará las estrellitas junto a nuestro nombre, un rich snippet (fragmento enriquecido) en toda regla que aumentará exponencialmente nuestro CTR. Hay que tener en cuenta que la gente siempre se fija y valora las opiniones, no sólo en portales gigantescos como Amazon o TripAdvisor.

Google My Business es, asimismo, una herramienta donde podemos consultar algunas estadísticas que complementan las de Analytics y Search Console:

  • Tráfico directo y por descubrimiento.
  • Total de visualizaciones de la ficha en Google Maps.
  • Acciones de los clientes (visitas a tu sitio web, indicaciones sobre cómo llegar, llamadas y fotos).

Además de dar de alta nuestra empresa en Google My Business, haríamos bien en registrarla, asimismo, en las principales guías y directorios locales, como Páginas Amarillas y QDQ, y tratándose de una Pyme de Bilbao o Bizkaia, en el portal Kaixo.

Otros directorios imprescindibles para SEO local son:

Yelp
Foursquare
Vulka

Os dejo aquí, para concluir, algunos consejos prácticos para mejorar el SEO local:

  • Incluir nuestra ciudad en el nombre del dominio (EMD).
  • Ponerlo lo más a la izquierda posible en el title de la landing page, así como en el meta description y en el h1 y en el primer párrafo resaltado en negrita.
  • Tampoco debemos olvidarnos de crear una página web responsive o adaptada a multidispositivos, pues cada vez se hacen más búsquedas y consultas por móvil y tablet a nivel local.
Tendencias para SEO Local en 2016
5 (100%) 3 votes

  • 0
Análisis SEO gratis

Cómo hacer un análisis SEO gratis y en 5 minutos (y sabiendo lo justo)

Etiquetas :

Auditar una página web puede ser un trabajo ímprobo, sobre todo cuando ese dominio tiene una antigüedad y un montón de backlinks. Y no digo ya si encima entre esos enlaces entrantes hay links tóxicos o unos anchor text sobreoptimizados con keywords exactas que han degenerado en una penalización manual o algorítmica. Ese trabajo de limpieza puede llevarte horas y horas de exhaustivo y riguroso análisis. No quiero vender, pues, este artículo como lo que no es ni pretende ser, diciendo que la analítica web está al alcance de cualquiera y que puede hacerse en un periquete. Obviamente, no es así. Si queremos ser buenos profesionales y minuciosos, deberemos analizar el tráfico que llega a nuestro sitio web (orgánico, directo, referido y de pago, si lo hubiera), métricas como el CTR y la tasa de rebote, el dwell time y, por supuesto, nuestro perfil de enlaces, entre otras muchas cosas. Y para ello necesitaremos emplear no una, sino varias herramientas SEO, de cara a cotejar esos datos (sobre las mejores herramientas SEO y sus funciones publiqué hace poco este post) y obtener unos resultados más exactos y fiables.

No obstante, ya sea por escasez de tiempo o de conocimientos, en un determinado momento o a una determinada persona le puede interesar hacer un análisis SEO rápido, sin escarbar en lo más profundo. Para este propósito lo ideal es usar las extensiones de Google Chrome, que además son gratuitas.

Extensiones Google Chrome, análisis SEO

Usando y combinando estas extensiones de Chrome para SEO serás capaz de realizar una auditoría web en 5 minutos, y sin tener grandes conocimientos. Palabrita del Niño Jesús.

Con SEOquake, mi extensión preferida, podrás obtener un diagnóstico bastante completo sobre cómo de optimizado está el SEO On-Page de tu sitio web: title, meta description, etiqueta canonical, encabezados, microformatos, Flash, AMP, robots.txt, sitemap.xml, Google Analytics, tipo de documento, idioma, etc. Asimismo, podrás observar qué links son dofollow y nofollow, y echar un vistazo a la densidad de palabras clave.

Por su parte, con Open SEO Stats tendrás una info muy valiosa de la website: páginas indexadas por Bing y Google, localización geográfica, Whois al dominio y DNS del servidor, señales sociales y toda la información necesaria sobre el SEO On-Page con unas estadísticas muy detalladas sobre los enlaces externos e internos: con sus atributos follow y nofollow y sus anchor text. También tiene otras APIs como un acceso directo a www.archive.org, donde puedes bucear en la historia de ese dominio (útil cuando se quiere comprar un dominio expirado con vistas a traspasar autoridad, redireccionamiento 301 de por medio), o a Search Console y Google Trends. Es como un cajón de sastre.

Y si aún precisas de más datos, con un clic en Site SEO Analysis tendrás al momento un informe desgranado sobre la arquitectura interna de la web, su contenido, la velocidad de carga, la calidad de los links, los social media y la confianza, así como una serie de recomendaciones para mejorar aquellos puntos en los que no llegas al aprobado.

Estas tres extensiones SEO las tengo instaladas en mi barra de navegación y las uso prácticamente a diario. Los enlaces y una descripción más prolija sobre sus utilidades la tenéis en este post, que espero satisfaga vuestra curiosidad.

Por supuesto, como dije al principio, esto sería sólo rascar la superficie, pero ¿a qué no habéis tardado más de 5 minutos en hacer ese análisis SEO?

Valora este artículo

  • 0
Diccionario SEO, Posicionamiento Web

Diccionario SEO para principiantes

Como en cualquier otra disciplina o profesión, entre los que trabajamos en la optimización de páginas web para SEO (Search Engine Optimization) existe una terminología que no siempre es fácil de entender para un no iniciado. Con este post me propongo glosar en un diccionario o vademécum los términos más usados y recurrentes, aquéllos que aparecerán en casi cualquier artículo sobre SEO y posicionamiento web, para que un principiante pueda comprender su significado de un simple vistazo, sin meterse mucho en harina (sí, ya sé que el ojo es perezoso por naturaleza, y más en Internet). He aquí los principales tecnicismos de nuestra jerga profesional listados en orden alfabético:

A

Algoritmo: son los complejos programas matemáticos que utiliza Google para determinar el posicionamiento de todas y cada una de las páginas web indexadas, y establecer en función de ello un orden. Los algoritmos varían unas 500 veces al año, de ahí la dificultad y la necesidad de estar bien informados y al día sobre las últimas novedades. Los más conocidos son Panda y Penguin. Otros destacados serían Hummingbird (colibrí) y Caffeine.

Alt: es un atributo de las imágenes donde se hace una breve descripción de la misma, y que, bien optimizado, se utiliza para incluir palabras clave.

Anchor text: es el texto ancla o texto que acompaña a un enlace. Por lo general, se aprovecha para introducir palabras clave relacionadas con nuestra actividad, pero conviene diversificarlo alternando las keywords con el nombre de marca, la URL y otras palabras genéricas, ya que Google te puede penalizar si considera que lo estás sobreoptimizando.

B

Backlink: son los enlaces entrantes; esto es, aquellos enlaces desde otras páginas que apuntan a la nuestra. En principio, cuantos más backlinks tengamos, mejor posicionamiento lograremos. Ahora bien, no todos los enlaces valen igual. De hecho, los únicos enlaces que realmente nos darán autoridad son los de calidad (con un Page Authority alto y, a poder ser, relacionados con nuestra temática o de páginas educativas o gubernamentales). Conviene recordar que algunos backlinks ejercen un efecto negativo al deseado (son los llamados enlaces tóxicos, como granjas de enlaces o enlaces de páginas de sexo o poco fiables y de dudosa reputación), así que hay que vigilar quién nos enlaza. Básicamente, hay dos maneras de conseguir backlinks: vía link building y vía link baiting.

Black Hat SEO: es el SEO de “sombrero negro”, aquél que se salta el código de buena conducta de Google haciendo trampas para engañar al buscador y mejorar ilícitamente su posicionamiento. Quien quiera usarlo debe andarse con mucho ojo, porque si te descubren, recibirás una penalización algorítmica o manual, lo que puede suponer, en el peor de los casos, desaparecer del índice de Google.

Breadcrumbs: son las “migas de pan” que vamos dejando para marcar la ruta que hemos seguido hasta llegar a esa página desde la página principal (p. ej.: Home / Diseño Web / Pack Básico). Facilitan la usabilidad, y WordPress los tiene ya integrados.

Broken link: son los enlaces rotos que dan el típico mensaje Error 404 Not Found. Tener muchos puede afectar negativamente al posicionamiento web, al ir en detrimento de la experiencia del usuario.

Buyer persona: es nuestro perfil de cliente ideal, el target objetivo al que nos dirigimos.

C

Call to action: es una llamada a la acción para que el usuario haga clic en nuestro anuncio, como el meta description o los rich snippets del rating.

Canibalización: se da cuando en una misma página intentamos volcar numerosas palabras clave, lo que hace que el buscador no sepa cómo indexarla.

Canonical: es una etiqueta “rel” que indica a los motores de búsqueda cuál es nuestra página de referencia. Se usa para evitar el contenido duplicado. Muy útil, sobre todo, en e-commerce, cuando hay muchas páginas similares, una para cada artículo.

Cloaking: es una práctica fraudulenta de Black Hat SEO mediante la cual mostramos al usuario un contenido diferente que al robot, o le enviamos a una dirección distinta de la que indica el enlace. Está severamente castigado.

CTR (Click Through Rate): es el porcentaje de clicks de una página web según la cantidad de impresiones. Cuanto más alto sea, mejor nos posicionaremos.

Contenido duplicado: una de las prácticas más perseguidas por Google Panda. Hay que evitar caer en este error, pues muchas veces ocurre sin que el propietario de la web sea consciente.

Copywriting: es una manera de redactar y presentar los textos de modo que sean naturales, persuasivos y empáticos e inviten a una call to action (como puede ser rellenar un formulario).

Crawl budget: se podría traducir, literalmente, como “presupuesto de rastreo”, y no es otra cosa que el tiempo que dedica Googlebot a recorrer e indexar cada sitio web. El crawl budget también se puede optimizar dándoles órdenes a las arañas del buscador desde el archivo Robots.txt para que no rastreen determinadas URLs que no nos interesa que indexe (como, por ejemplo, la “Política de cookies”).

D

Dwell time: tiempo de estancia de un usuario en una página de nuestra web. Entrar y salir rápidamente es un mal indicador.

E

Engagement: se dice del factor “enganche” de nuestros post, de la capacidad que tienen de retener al usuario y motivarle a que nos siga visitando.

Enlaces: los hay de dos tipos, entrantes (los que enlazan a nuestra web) y salientes (a los que enlazamos desde nuestra página). Los primeros te dan autoridad (o te la quitan, si son tóxicos), y a los segundos se la das tú. También hay otra categoría de enlaces: dofollow (a éstos les transfieres autoridad) y nofollow (a éstos no, pues le estás indicando al buscador que no los siga).

EMD (Exact Match Domain): son los dominios de concordancia exacta; es decir, los que tienen una URL compuesta por las palabras clave para las que queremos posicionar.

Evergreen (Contenido): se dice de los post renovables y que nunca caducan por no tener asignada una fecha de publicación. Ésta es una técnica SEO relativamente novedosa que consiste en actualizar las fechas de los post o suprimirlas directamente, lo que hace Google les dé un empujoncito en las SERPs.

F

Footprints: comandos avanzados para realizar búsquedas específicas en Google cribando los resultados (p.ej.: inurl, site:, “”, *, -). Muy útiles para scrapear.

G

Google Freshness: forma parte del algoritmo de Google, y tiene que ver con el citado contenido evergreen. Es el que da prioridad a los contenidos actuales frente a los antiguos.

Growth hacking: término muy de moda dentro del marketing digital y de las startups que hace referencia a un conjunto de técnicas como la creatividad, la innovación y el pensamiento analítico que vendrían a formar parte de una estrategia global de posicionamiento.

Guest blogging: consiste en publicar un artículo en otro blog como autor invitado. Es, también, una manera de promocionarse y de hacer link building. El uso abusivo en los últimos años de esta técnica SEO ha hecho que las condiciones actuales sean más restrictivas.

H

Hidden text: es otra práctica de Black Hat SEO que consiste en ocultar el texto (por lo común, palabras clave repetidas hasta la saciedad) para que el buscador no lo encuentre. Se puede hacer dándole al texto el mismo color que el fondo sobre el que va impreso o sobre una imagen con el mismo color, pero el riesgo de que lo detecten es alto y no merece la pena arriesgarse.

I

Indexar: es lo que hacen las arañas o spiders de los motores de búsqueda, recorrer toda la web varias veces al día para actualizar su índice de páginas. Si una web no está indexada por la razón que sea, será como si no existiera. Cuando creas y subes una página, lo normal es hacer un alta manual en los principales buscadores (aunque no es necesario, porque será indexada por sí sola). A través de este simple formulario le puedes enviar una URL a Google.

K

Keyword: son las palabras clave que escogemos para posicionarnos en las SERPs. Obviamente, remitirán a nuestro desarrollo profesional. Hay herramientas online que nos pueden ayudar a elegir estas keywords. Una de las mejores es Ubersuggest.

Keyword density: es la densidad de palabra clave. Un porcentaje ideal es de entre el 3 y 4%. Si no se abusa de él, es un factor que ayuda a posicionar. En Webconfs puedes hacer una medición. Aparte, yo recomiendo la extensión de Chrome SEOquake.

Keyword research: es la búsqueda de palabras clave para encontrar un meganicho o un micronicho en función de su nivel de dificultad y del volumen de visitas.

Keyword stuffing: es otra práctica de Black Hat SEO que consiste en repetir a lo largo del texto las mismas keywords para aumentar la densidad de palabra clave. Está considerado como una forma de spam y penalizado por Google Panda, por lo que es muy desaconsejable.

L

Lead: son los usuarios a los que conseguimos fidelizar y que posteriormente pueden convertirse en clientes. Un buen inbound marketing y marketing de contenidos ayuda a ello.

Link baiting: es una estrategia de búsqueda de enlaces que consiste en ofrecer contenidos interesantes para que sea el propio visitante el que, movido por su generosidad, te enlace. Es la forma ideal de conseguir enlaces naturales, pero no es fácil.

Link building: es otra estrategia de búsqueda de backlinks. Hace años era casi la única manera de mejorar el posicionamiento web, y conducía al típico intercambio de enlaces. Ahora eso, la construcción de enlaces artificiales, está penalizado, por lo que hay que elegir con mucho cuidado a quién quieres enlazar y quién quieres que te enlace.

Link juice: es el jugo de enlaces; esto es, la autoridad que se transfiere de unas páginas a otras a través de sus links. La página principal siempre será la que más link juice transmita, y esto funciona tanto para los enlaces internos como para los enlaces salientes.

Link popularity: es la popularidad de un link, basado en la cantidad y calidad de backlinks que apunten hacia él. Es un término que ha caído en desuso.

Link tóxico: se dice de aquel enlace que daña nuestra reputación, por lo que conviene eliminarlo o desautorizarlo (mediante Google Disavow Tool). Los links tóxicos forman parte del llamado SEO negativo.

Long-tail (keyword): son las palabras clave de “cola larga”; es decir, aquéllas que combinan dos o más términos de búsqueda, como la ciudad o el ámbito geográfico. Se recomienda encarecidamente su uso, porque delimitan la búsqueda y reducen la dificultad de las keywords más competidas. Asimismo, bien utilizadas ayudan al SEO Local.

LSI (Latent Semantic Indexing): es una forma de redactar textos para SEO pensando en sinónimos que enriquezcan su significado. Está relacionado con el modelo de web semántica, el futuro del SEO.

M

Metatag: son metadatos o etiquetas que van dentro del head de una página (por lo que no son visibles para el usuario, y se ponen única y exclusivamente de cara al buscador). Hay una gran variedad, y antiguamente se abusaba de ellas (como del meta keywords), pero a día de hoy la única que cuenta es el meta description.

Métricas: son los valores que miden las propiedades de un sitio web, su analítica. Entre las métricas más conocidas están el PA (Page Authority) y DA (Domain Authority) de Moz Rank y el Trust Flow y Citation Flow de Majestic.

N

Nicho de mercado: son las oportunidades que ofrece el mercado para configurar nuestros patrones de búsqueda y escoger, en consecuencia, las mejores palabras clave. Google Keyword Planner es una buena herramienta para averiguar esos nichos.

O

On-Page: es el SEO que se optimiza dentro de la propia página. En él intervienen el title, el meta description, los encabezados, los estilos de texto, etc.

Off-Page: es el SEO que se trabaja fuera de la página. Tiene mucho que ver con el link building y el link baiting.

P

Pagerank: era una métrica de Google para medir la importancia de una página web, pero su presencia viene siendo casi testimonial. Ya ni siquiera es visible, por lo que se puede decir que ha desaparecido a todos los efectos.

Page Speed: es la velocidad de carga de una página. Reducir el peso de las imágenes y comprimir los ficheros Js y CSS es fundamental. Este factor cada vez repercute más en el posicionamiento web.

Panda: es uno de los algoritmos más temidos de Google. Tiene la función de penalizar a los sitios web que dupliquen contenido o que tengan un contenido pobre.

Penalización: son las sanciones que impone Google por una mala praxis SEO. Pueden ser algorítmicas (más leves) o manuales (más graves).

Pingüino: es el otro algoritmo justiciero de Google. Penaliza a aquellas páginas que quieran mejorar su posicionamiento web mediante enlaces artificiales o de pago, o que sobreoptimicen el anchor text.

Pogo sticking: este término se emplea para designar una alta tasa de rebote.

Porcentaje de rebote (o bounce rate): mide la cantidad de usuarios que abandonan nuestra web sin haber interactuado con el resto de páginas. Hay que tratar de reducirlo ofreciendo un contenido atractivo para el visitante, invitándole a quedarse.

R

Redirección 301: se utiliza para mover de forma permanente el contenido de un dominio a otro (la redirección 302 sería temporal). De esta forma también se transfieren su autoridad (en torno a un 90%, se calcula) y sus backlinks. Asimismo, es recomendable hacerlo para redirigir el dominio principal al subdominio www, o viceversa, para así evitar el contenido duplicado.

Referral spam: es el tráfico referido fantasma que distorsiona las estadísticas de Google Analytics y aumenta el porcentaje de rebote.

Reputación online: es todo lo que se dice de nuestra empresa en blogs y redes sociales (brand monitoring). Una de las principales atribuciones de un Community Manager es gestionarla.

Rich snippets: son los microformatos o el texto enriquecido que Google ha implementado en su giro hacia un modelo de web semántica. En Schema puedes aprender sobre su sintaxis. El rating (estrellitas) y el autorship (fotos del autor) son algunos de esos snippets que más visibilidad tienen en las SERPs y que aumentan el CTR.

S

Sandbox: esta caja de arena es un filtro o estado de cuarentena que aplica Google a las páginas recién creadas donde permanecen entre 3 ó 4 meses en espera con objeto de garantizar su fiabilidad. Durante ese tiempo apenas experimentarán subidas en las SERPs, ni siquiera aunque consigan buenos backlinks.

Scrapear: realizar búsquedas concretas para recolectar o extraer datos de webs. Hay herramientas online gratuitas como import.io y programas como ScrapeBox que se usan para ello.

Señales sociales: son los likes y +1 de Facebook, Google + y demás redes sociales que, de forma indirecta, también benefician al posicionamiento web.

SERP (Search Engine Result Page): es la página de resultados que obtenemos al realizar una búsqueda (en Google, por ejemplo) con una lista ordenada y jerarquizada de sitios web. El objetivo de todo SEO es posicionar su web entre los primeros resultados de las SERPs para sus palabras clave.

Sitemap: es un mapa web con todos los enlaces internos del sitio. También es un archivo xml que se sube al directorio raíz y que está pensado para facilitar la tarea de indexación a los robots de los buscadores.

Spider (o crawler): son las arañas del motor de búsqueda (como Googlebot) que rastrean e indexan todas las páginas web.

Storytelling: es una forma de presentar nuestros textos de manera tal que cuenten y desarrollen una historia. Esta narrativa audiovisual ayuda a fidelizar y desvía la atención del objetivo principal: la conversión.

U

UX: acrónimo que hace referencia a la experiencia del usuario, en lo que intervienen factores como la optimización móvil y la velocidad de carga.

W

White Hat SEO: es el SEO blanco, aquél que sigue las directrices de Google y actúa acorde a la legalidad.

Diccionario SEO para principiantes
5 (100%) 2 votes

BUSCAR

Suscríbete al Blog

Introduce tu email para estar al tanto de las novedades.

ABRELINK EN TWITTER