Blog sobre diseño web, posicionamiento SEO y marketing digital

  • 0
Desindexar URL Google

Cómo eliminar una URL en Google

Etiquetas :

Aunque no es lo común, hay ocasiones en que, por la razón de que sea, no nos interesa que una URL de nuestro sitio web aparezca indexada en Google. Puede que esa página que queremos eliminar esté atrayendo un tráfico no cualificado y aumentando nuestra tasa de rebote, o puede, sencillamente, que ya no queramos que esa información sea pública. No obstante, los casos más frecuentes que se suelen dar son cuando tenemos una URL a la que no queremos traspasar link juice desde la Home porque tiene thin content (contenido pobre o de escaso o nulo interés para el usuario que no atrae tráfico orgánico, ni leads ni conversiones, como esos post con menos de 300 palabras que Google considera spam) o cuando queremos evitar el contenido duplicado. Como vemos, las razones pueden ser muchas y variadas.

Ante una tesitura como ésta, quizás el primer impulso sea cortar por lo sano; es decir, eliminar dicha página del servidor. Sin embargo, como ahora veremos, hay mejores y más sutiles maneras de hacerlo.

-Cómo averiguar cuántas URLs tiene Google indexadas

Pero antes de analizar y ver en detalle las diferentes maneras que existen de eliminar páginas internas, vamos a ver cómo saber cuántas URLs tiene Google indexadas de nuestro website.

La primera y más sencilla consiste en teclear en el buscador site:www.tudominio.com. De esta manera Google te mostrará todas las URLs que tiene indexadas de tu web (ojo, que si no te aparece ninguna es porque probablemente hayas sufrido una penalización y tu dominio haya sido baneado). Esto es lo que se conoce como footprint, o comandos avanzados de búsqueda. Lo malo de este método es que, cuando nuestro sitio web tiene muchas páginas, no resulta fácil ni práctico hacer una recopilación de todas ellas.

URLs indexadas Google Site

Si queremos ahorrarnos tiempo, una opción mejor y más directa es usar alguna de las herramientas que extraen todas URLs de una web con un solo clic, y luego sólo tenemos que copiarlas y pegarlas en un documento txt o csv. Una de las más profesionales es Screaming Frog, la mejor aplicación para realizar una auditoría SEO On-Page, pero en su versión gratuita sólo nos muestra hasta un máximo de 500 URLs, lo que, dependiendo del tamaño del site, puede quedarse corto (no obstante, con la genial rana aulladora podemos averiguar si tenemos etiquetas duplicadas, redirecciones, errores 404, etc., así que es de uso obligado). Si no podemos permitirnos pagar una licencia, yo recomiendo el extractor de Maine SEO Tools, que te lo hace en un periquete y es gratuito.

En Search Console, antes conocida como Google Webmaster Tools, también podemos saber cuántas URLs tiene indexadas, mirando en Índice de Google>Estado de Indexación, y, al mismo tiempo, en Tráfico de búsqueda>Enlaces internos también podemos extraer todas o casi todas las URLs (basta con que tengan, al menos, un enlace interno, lo cual no parece muy complicado), pero de eso os hablaré más adelante.

Básicamente, hay 4 formas para eliminar y desindexar una URL en Google:

1-Meta noindex

Es la opción más fácil de implementar, aunque, probablemente, no la mejor. Lo único que tendríamos que hacer es añadir en el head de la página la etiqueta o metatag <meta name=”robots” content=”noindex”>. Con esto le estaremos dando la orden a los rastreadores de los motores de búsqueda de que no indexen dicha página.

Llegados a este punto conviene aclarar que el meta noindex nada tiene que ver con el nofollow, el cual no sirve para desindexar URLs, sino para ordenar a los spiders que no sigan un enlace y, en consecuencia, corten el flujo de autoridad.

El principal inconveniente de este método es que los resultados pueden tardar un tiempo en verse, o no verse nunca, ya que tenemos que esperar a que los crawlers visiten nuestro sitio web, lleguen hasta la URL de marras y reciban la orden. Por lo tanto, esta opción es más recomendable utilizarla antes de que la URL haya sido ya indexada.

2-Robots.txt

Robots.txt Disallow

El archivo robots.txt está pensado específicamente para orientar a las arañas y darles indicaciones sobre qué URLs, carpetas o directorios queremos que indexen o no. A través del comando Disallow podemos ordenarles que no indexen una URL concreta o una carpeta. Bastaría con escribir esta línea de código:

Disallow: /politica-de-cookies/

(éste es un típico ejemplo de URL que no aporta nada a una web y que conviene no indexar)

Aunque pocos lo hacen, con robots.txt también se pueden bloquear imágenes.

La gran ventaja de utilizar el archivo robots.txt es que optimizamos el crawl budget; esto es, el presupuesto o tiempo que dedican los crawlers (como Googlebot) a rastrear nuestro sitio web. Es, por decirlo de alguna manera, la forma más profesional y aconsejable de hacerlo.

El único inconveniente que plantea este método es que si esa página que queremos eliminar del índice de Google recibe algún link desde otra web, entonces podría no desaparecer.

Si tenéis dudas sobre cómo generar el archivo robots.txt o cómo utilizarlo, os recomiendo que leáis este estupendo artículo de Tomás de Teresa.

3-Search Console

Eliminar URL, Search Console

A veces la mejor opción es utilizar las herramientas que el propio Google pone a nuestra disposición, que para eso están. Si vamos a Search Console>Índice de Google>Eliminación de URL podemos eliminar temporalmente –este matiz es importante– cualquier página de nuestro sitio web de los resultados de búsqueda. Sólo tenemos que pulsar en Ocultar temporalmente e introducir la URL en cuestión, y desaparecerá durante 90 días de las SERPs. También se borrará la copia guardada en la caché de la página. Ahora bien, Google nos advierte de que si queremos eliminarla de forma permanente tendremos que recurrir a alguna de las otras técnicas aquí mencionadas.

Asimismo, dentro del mismo apartado de Search Console, pero en Estado de indexación, si hacemos clic en Avanzada nos mostrará un gráfico con el total de páginas indexadas, bloqueadas por robots y eliminadas, y además podemos actualizar el resultado en cualquier momento.

Estado de indexación

Personalmente, yo recomendaría combinar estas dos acciones: en primer lugar, eliminar la URL con Search Console; y en segundo lugar, bloquearla mediante robots.txt. Después de eso, también la borraría del servidor asegurándome de que devuelve un error 404 (not found).

4-Directorio protegido con contraseña

La he dejado en último lugar por ser muy poco habitual, pero es bueno saber que existe. Otra forma de bloquear una URL es guardarla en un directorio protegido con contraseña en el servidor. Si utilizas Apache, tendrás que editar el archivo .htaccess. Éste sería el método más seguro de todos, ya que, mientras que los anteriores son sólo instrucciones que se dan a los rastreadores, éste los forzaría definitivamente a no indexar la URL. Toda la información necesaria para utilizar este recurso la tenéis aquí.


  • 0
Los 5 mejores acortadores de URL

Los 5 mejores acortadores de URL

¿Cuántas veces os ha pasado que vais a publicar un tweet y, al incluir la URL de la web que queréis dar a conocer, sobrepasáis el famoso límite de los 140 caracteres? Porque, digámoslo claramente, hay URLs que son como una línea sin bingo. Para evitar este fastidio se crearon los acortadores de URL, que vienen a ser la herramienta perfecta para difundir artículos del blog y crear branding en redes sociales. Todos son muy fáciles de usar y siguen la misma dinámica, aunque algunos disponen de unas funcionalidades de las que otros carecen. Ahora lo veremos en detalle.

-¿Qué es un acortador de URL?

El nombre es, per se, bastante ilustrativo. Un acortador de URL es una aplicación online (generalmente gratuita) que sirve para recortar un link, lo que incluye, claro está, el nombre del dominio junto con su TLD (Top Level Domain) o extensión internacional, nacional o regional (.com, .es. .eus), y el slug, que es la terminación que sigue a la barra, y donde, por norma general, se suelen introducir palabras clave, al menos en las URLs amigables, que son las que el manual del buen SEO exige y demanda.

-Ejemplo de URL acortada

Para ver mejor la diferencia entre una URL convencional y otra acortada, nada mejor que una demostración práctica. Os pongo como ejemplo la de este mismo post:

URL natural: http://www.abrelink.com/5-mejores-acortadores-url/

URL acortada por Bitly: http://bit.ly/5MejoresAcortadoresURL

Como podéis ver, en la segunda, más breve, se sustituye el dominio Abrelink por el propio de bit.ly (todos los acortadores de URL tienen su propia extensión personalizada), y luego, en el slug, que es la parte customizable, se le añaden las keywords que deseemos, separadas o no por guión.

-Ventajas e inconvenientes de los acortadores de URL:

Éstas son algunas de las ventajas de los acortadores de enlaces:

  1. Reducen el tamaño de la URL, lo que en redes sociales como Twitter, donde sólo se permite un máximo de 140 caracteres por mensaje, puede ser –y de hecho, es– un factor diferencial. Esto es lo más obvio.
  2. Permiten customizar el título, la URL y hacerla más SEO friendly. Como he dicho, todos los acortadores permiten personalizar el slug, de modo que podemos meter en él cuantas palabras clave queramos, pero sin pasarnos, o entonces, en lugar de acortar, alargaremos la URL.
  3. Se evitan números, stop-words y/o caracteres especiales que a menudo introducen algunos CMS como WordPress en los enlaces si no están debidamente configurados.
  4. Muchos acortadores nos ofrecen estadísticas como el número de clics o la localización de las visitas, así como el tráfico referido u oculto. No es comparable a Google Analytics, pero sirve como aproximación.
  5. Son ideales, casi imprescindibles, para cualquier trabajo relacionado con el Social Media Marketing, tal como el de Community Manager. Se hace difícil imaginar un blog personal o corporativo sin un acortador de enlaces. Su mayor utilidad está, pues, en las redes sociales.
  6. Algunos de estos acortadores permiten automatizar la publicación de post, lo que nos ahorra mucho tiempo y trabajo.

Pero los acortadores de URL también presentan algunos inconvenientes:

  1. Al reemplazar el nombre del dominio, se pierde un poco el efecto marca. Son URLs menos personales, lo que va en detrimento del branding.
  2. No siempre es posible personalizar la URL como queremos, pues si alguien ha usado antes las mismas palabras clave, nos obligará a escoger otras.
  3. Algunos acortadores suprimen el título o descripción del mensaje, lo que hace que sólo se vea el link y la imagen, si lleva una, hecho éste que puede hacer que se confunda con spam.

Éstos son, según mi criterio, los 5 mejores acortadores de URL.

Los 5 mejores acortadores de URL:

1-Bitly

Bitly

Es uno de los más usados, y con razón. No necesitas estar registrado para crear una URL acortada. Basta con pegar el link y copiar la URL resultante. Ahora bien, si nos registramos (y no lleva ni dos minutos crear una cuenta gratuita), podremos customizar el título del post y el slug de la URL (para entendernos, lo que va detrás de la /) y en el dashboard nos ofrecerá las métricas para cada bitlink, como el total de clicks o su procedencia. Podemos ver cuánto de ese tráfico referido procede de Twitter y Google Plus y cuánto es Dark Traffic. Paralelamente nos muestra un gráfico con el rendimiento de todos nuestros bitlinks en función del número de clicks.

Como complemento, cuenta con una extensión de Google Chrome  para acortar cualquier URL de forma directa, sin necesidad de abrir la página, y que también permite compartirla en las principales redes sociales. Ni qué decir tiene que es mi preferido.

2-Google URL Shortener

Google URL Shortener

Digamos que, por venir de Google, es el acortador oficial. No se puede personalizar, pero es una herramienta rápida y eficaz. Sólo te pide marcar un Captcha. Eso sí, permite ver la analítica y hacer un seguimiento.

3-TinyURL

TinyURL

Cuántas veces habremos visto, sin saber qué era, aquello de tinyurl. Fue uno de los primeros acortadores de URL, y aunque su diseño se ha quedado un poco desfasado, sigue funcionando a pleno rendimiento. No tiene opciones avanzadas, y el custom alias da problemas.

4-Tiny.cc

TinyCC

Aunque su interfaz no es muy vistosa ni moderna, este acortador es realmente útil. El slug de la URL se puede personalizar a nuestro gusto, y además de las funciones básicas, permite compartir en redes sociales y obtener el código QR, y todo ello sin necesidad de registro.

5-Ow.ly

Ow.ly

Este otro da una impresión casi opuesta al anterior, pues su diseño es atractivo, pero sus funcionalidades son más limitadas. No admite la customización de la URL. Pertenece a la conocida plataforma de gestión de redes sociales Hootsuite.

Para terminar, dos extras:

6-Smart URL

SmartURL

Este acortador está ganando cada vez más adeptos, y no es de extrañar, pues tiene unas funcionalidades que lo hacen único. Por ejemplo, permite crear URLs específicas para países y dispositivos móviles (iPhone, iPad, Android, Kindle, Blackberry), añadir descripciones a los enlaces acortados o un validador de URL que comprueba que no sea Phishing o Malware.

7-Dlvr.it

Dlvr.it

Aunque no es propiamente un acortador de url, sino un sindicador de contenidos RSS feed, Dlvr.it, el sustituto natural de Twitterfeed, es una herramienta muy recomendable, casi diría que imprescindible para cualquier blogger y Community Manager, ya que te permite automatizar tus post creando una cola de publicaciones y administrar así tus redes sociales sin necesidad de llevar un control diario del blog. Es gratuita (aunque de este modo sólo te permite gestionar una red social, como hace Hootsuite) y muestra estadísticas sobre el número de post, de clicks y de seguidores. Los tweets publicados en Dlvr.it aparecen con la URL acortada según su propia extensión.

Y tú, ¿qué acortador de URL utilizas?


  • 0
Atajos de teclado para Google Chrome

Atajos de teclado y combinaciones de teclas en Google Chrome

Categoría : Diseño Web

-¿Qué es un atajo de teclado?

Un atajo de teclado es una combinación de teclas que permite acceder a una aplicación o utilidad de forma rápida y directa. Estos atajos o comandos suelen estar presentes en todos los programas informáticos y también en los navegadores web y, por lo general, suelen incluir la tecla Control más alguna F.

Ejemplos de atajos de teclado muy conocidos de Windows son Ctrl+C (Copiar), Ctrl+X (cortar) y Ctrl+V (Pegar), así como el tan socorrido como necesario Ctrl+Z (Deshacer), o Ctrl+A, que sirve para seleccionar todo el texto.

-¿Para qué sirve un atajo de teclado?

Un diseñador o desarrollador web necesita conocer atajos de teclado que le faciliten las tareas cuando trabaje en los diferentes navegadores, como Google Chrome, Firefox o Microsoft Edge. Estos comandos o combinaciones de letras ahorran mucho tiempo, y el tiempo es el mayor capital para cualquier profesional del diseño, y más si cobra por horas. Como en todos y cado uno de los programas de retoque fotográfico o vectorial, llámense Photoshop o Illustrator, los navegadores tienen su propio menú con opciones desplegables, pero conocer estos atajos de teclado  o shortcuts ayuda mucho al desempeño de ciertas actividades rutinarias, y lo único que se requiere es tener unas mínimas facultades mnemotécnicas.

Los atajos de teclado no son lo mismo que los footprints, o comandos avanzados de búsqueda en Google, pero tienen algo en común: llegar del punto A al punto B de la forma más rápida posible, que generalmente es la recta.

Imagino que muchos de vosotros ya conoceréis estos comandos de teclas, pero nunca está de más recordarlos, por si aún queda algún despistado. Ésta es mi lista con los atajos de teclado más útiles para un desarrollador web:

1-Ctrl+F5

¿Cuántas veces os ha pasado, a vosotros o a alguno de vuestros clientes, que habéis hecho modificaciones en la web y al cargar la página el navegador no os las muestra? Esto suele dar pie a no pocas confusiones y tediosas explicaciones. Casi todo el mundo conoce el comando F5 para “refrescar” la página, pero a veces no basta, y sólo con F5 no muestra los cambios.

Para evitar que las cookies y el caché guardado en la memoria del ordenador se nieguen a recargar la página modificada, lo mejor es usar la combinación de teclas Ctrl+F5, que siempre, y digo siempre, actualiza a la última versión.

2-Ctrl+F

Atajo de teclado, CTRL+F

Muchas veces queremos buscar una palabra en una página web y, por la sencilla razón de que tiene mucho texto, no la encontramos. ¿Qué es mejor?, ¿perder el tiempo leyendo por encima todo ese contenido, o usar el atajo de teclado Ctrl+F? Lo que hace este utilísimo comando es abrirnos una ventanita en la parte superior del navegador, y en ese campo de texto podemos teclear la palabra que estamos buscando, y al momento resaltará todas las palabras que coincidan con nuestro criterio de búsqueda sobre un fondo amarillo tipo post-it. Además, en la ventanita nos informará de cuántas veces se repite y nos permitirá desplazarnos de arriba abajo seleccionando cada uno de los matches.

3-Impr Pant

Este atajo lo conoce o debería, al menos, conocerlo todo el mundo, no sólo los diseñadores web, pero dada su utilidad, juzgo conveniente incluirlo en esta lista.

La tecla Impr Pant (o Imprimir Pantalla, como se suele decir coloquialmente) sirve para hacer una captura de pantalla; vamos, una herramienta que utilizamos casi a diario. Es verdad que existen mejores alternativas, y más profesionales, como la extensión de Google Chrome Full Page Screen Capture, que copia y reproduce todo el contenido de la web, incluso el que queda oculto por la barra de scroll, pero muchas veces con un simple Impr Pant tenemos todo lo que necesitamos (para ejemplo, el que está sobre estas líneas y todas las demás imágenes que ilustran este post).

4-Ctrl-Mayús+I

Herramientas para desarrolladores web

Y hablando de desarrollo web, qué menos que utilizar las herramientas para desarrolladores web que Google Chrome, Firefox y Edge ponen a nuestra disposición. Pulsando la combinación de teclas Ctrl+Mayús+I se desplegará una ventana en la parte inferior de nuestro navegador (que, si nos resulta más cómodo, podemos desplazar a un lateral). En esta ventana podemos ver y seleccionar el código HTML y CSS, e incluso modificarlo para ver los cambios en modo local. También podemos cambiar la visualización a responsive para observar cómo queda la web en diferentes dispositivos móviles, y con el icono del puntero podemos seleccionar cualquier elemento de la página (una imagen, un div, un link o un texto) y nos mostrará sus dimensiones (anchura y altura, en píxeles), su id o cualquier otro detalle significativo. Esto es especialmente útil con las imágenes, ya que al clicarlas podemos copiarlas y luego pegarlas en Photoshop o abrirlas en una nueva pestaña y descargarla. En otras palabras, es una manera muy fácil de scrapear una web.

A este comando también se le conoce como Inspeccionar, y podemos llegar a él haciendo clic en el botón derecho del ratón.

5-Ctrl+U

Se podría decir que éste es el otro atajo de teclado pensado exclusivamente para desarrolladores web. Lo que hace la combinación de teclas Ctrl+U es abrir una pestaña con el código fuente de la página. Aquí también se llega a través del botón derecho del ratón.

Existe un truco con este comando Ctrl+U que os contaré si os estiráis un poco y nos dais una señal social.

6-Ctrl+P

Atajo de teclado, CTRL+P

Este comando también es muy conocido, más que nada porque es idéntico al que habitualmente se usa en Word. Mediante Ctrl+P podemos abrir la ventana de impresión. Si tenemos la impresora bien configurada, este atajo de teclado nos permitirá hacer una impresión rápida de la página web por la que estamos navegando. Asimismo, si tenemos instalado PDF Creator, podremos transformar esa web en un documento PDF.

7-Arrastrar imágenes en Google

Arrastrar imágenes en Google

Vale, esto no es, en sentido estricto, un atajo de teclado, pero lo he incluido en esta lista porque es una utilidad muy práctica que te puede sacar de más de un apuro. Si estás buscando imágenes similares a una que ya tienes pero la quieres, por ejemplo, a un mayor tamaño o resolución, Google te permite, en su buscador de imágenes, arrastrar y soltar una desde tu disco duro, y lo que hará a continuación será mostrarte una serie de imágenes visualmente similares. ¿Magia? No. Una fantástica API de Google que es probable que aún no conozcas.


BUSCAR

Suscríbete al Blog

Introduce tu email para estar al tanto de las novedades.

ABRELINK EN TWITTER