Blog sobre diseño web, posicionamiento SEO y marketing digital

  • 0
Qué son los microformatos de Google

Qué son los microformatos y datos estructurados de Google

-Qué son los microformatos

Los microformatos o microdatos son un código enriquecido que puede y debe implementarse –markup– en una página web para estructurar los datos y orientar a los buscadores sobre cuál es el contenido real de ese sitio. Dicho de otra manera, es una forma de darles la información masticada, que evita la desambiguación y la polisemia que a menudo entorpecen el trabajo SEO y la indexación de los crawlers (por ejemplo, Google puede tener dificultades para entender si hablamos de un gato –animal felino– o de un gato –instrumento para elevar el coche– si no usamos las LSI keywords y los datos estructurados).

Microformatos Schema

Los microformatos, además, tienen la ventaja de que en ocasiones aparecen en los snippets de las SERPs (Search Engine Result Pages, o páginas de resultados de búsqueda) como fragmentos enriquecidos, lo que ayuda, y mucho, a aumentar el CTR y las conversiones. En otras palabras, gracias a estos datos estructurados puedes conseguir que Google muestre en tu snippet las 5 estrellitas características (mediante el uso de los tags AggregateRating y Reviews), o la fecha de un evento o cualquier otra información adicional.

-Tipos de microformatos

Básicamente, hay dos tipos de microformatos: Schema y JSON. Hasta hace poco, los microdatos Schema eran los más usados, y de hecho, aún siguen usándose y es recomendable usarlos. Nosotros, en Abrelink, lo hacemos. Schema tiene su propio sitio web donde te explican su funcionamiento y sus etiquetas. Es ideal, por ejemplo, para pequeñas empresas que quieran destacar en el SEO Local, pues admiten categorías como Organization o Local Business, donde puedes indicar desde el precio de tus productos hasta tus horarios, y todo ello favorece el posicionamiento web.

El formato JSON es más reciente, pero es tanto o más aconsejable que Schema (ambos se pueden combinar), pues tiene la ventaja de que, al ser un código Javascript y no ir entre etiquetas span, es invisible, pues a veces no te interesa que esa información esté a la vista, ya sea porque descuadra el diseño de tu footer o porque no quieres ofrecer datos tan personales como el precio.

-Ejemplos de microformatos Schema y JSON

Lo ideal sería hacerlos a mano, siguiendo las categorías de la página oficial de Schema y luego validándolos, pero, para suerte de muchos, hay herramientas online que te facilitan la tarea.

Schema microdatos

En el caso de JSON, recomiendo este generador para SEO, donde puedes elegir entre Local Business, Person, Product, Event, Organization y Website. Este otro generador de microdata tampoco está nada mal. No le faltan categorías.

Pero el más completo generador de microformatos Schema para JSON es el de TechnicalSEO. Tiene una arborescencia aún mayor que los anteriores. Por ejemplo, en la categoría de Producto te deja agregar una oferta con su rango de precio y su moneda, y dentro de las Reviews puedes elegir el autor, la fecha de publicación y escribir el comentario. Además, te facilita un link a la Herramienta de pruebas de datos estructurados de Google para que puedas validar el código obtenido. Por si fuera poco, TechnicalSEO pone a disposición del usuario otras herramientas SEO muy útiles como un robots.txt testing tool, un XML Sitemap generator o un simulador de las SERPs de Google muy parecido al de SEOmofo

Aunque, como he dicho, en principio el código Schema tiene que ser visible, hay una forma sutil de “ocultarlo”, y es legal, pues pasa la validación de Google. Aquí os dejo un ejemplo de microformatos Schema aplicado a nuestra filial Vigo in design:

<span itemscope itemtype=”http://schema.org/Organization”>

      <span itemprop=”url” content=”http://www.vigoindesign.es/”></span>

      <span itemprop=”name” content=”Diseño web Vigo”></span>

      <span itemprop=”description” content=”Diseño de páginas web en Vigo y Pontevedra y posicionamiento SEO”></span>

      <span itemprop=”brand” itemscope itemtype=”http://schema.org/Brand”>

      <span itemprop=”name” content=”Vigo in design”></span>

      <span itemprop=”url” content=” http://www.vigoindesign.es/”></span>

      <span itemprop=”logo” content=” http://www.vigoindesign.es/images/logo-vigo-in-design.png”></span>

      </span>

      </span>

Como veis, usando el atributo “content”, como en la metatag description, conseguimos que sea invisible.

-Validador de microformatos

Una vez creados nuestros microdatos, sería conveniente que los validáramos para comprobar que no hay errores. Google tiene una Herramienta de pruebas de datos estructurados donde podemos pegar la URL objeto de análisis o un fragmento de código. Si algo está mal, te aparecerán errores o advertencias.

Validacion de datos estructurados con Google

Herramientas SEO como la conocida extensión de Google Chrome SEOquake, en su diagnóstico te informa de si ese sitio web tiene microformatos y Schema, y te pone un enlace directo al validador de Google (Mozbar también tiene una opción similar).

-En qué contexto se imbrican estos microdatos

Mucho se está hablando en los últimos tiempos de la web semántica, de RankBrain y del machine-learning, términos todos ellos emparentados con la inteligencia artificial, la deriva de Google en su intento por entender al usuario y ofrecerle los resultados de búsqueda más acordes a sus intereses. Esto es lo que se conoce como search intent, o intención de búsqueda del usuario, algo que deberemos conocer para ofrecerle la mejor experiencia, porque no lo olvidemos: el contenido ya no es el rey; el rey es el usuario.

Para adentrarnos en el search intent os recomiendo Answer the public, herramienta de la que ya os he hablado en anteriores ocasiones, y esta otra que he descubierto hace poco y que aún está en fase beta (pero funciona bien).


  • 2
Los 5 mejores acortadores de URL

Los 5 mejores acortadores de URL

¿Cuántas veces os ha pasado que vais a publicar un tweet y, al incluir la URL de la web que queréis dar a conocer, sobrepasáis el famoso límite de los 140 caracteres? Porque, digámoslo claramente, hay URLs que son como una línea sin bingo. Para evitar este fastidio se crearon los acortadores de URL, que vienen a ser la herramienta perfecta para difundir artículos del blog y crear branding en redes sociales. Todos son muy fáciles de usar y siguen la misma dinámica, aunque algunos disponen de unas funcionalidades de las que otros carecen. Ahora lo veremos en detalle.

-¿Qué es un acortador de URL?

El nombre es, per se, bastante ilustrativo. Un acortador de URL es una aplicación online (generalmente gratuita) que sirve para recortar un link, lo que incluye, claro está, el nombre del dominio junto con su TLD (Top Level Domain) o extensión internacional, nacional o regional (.com, .es. .eus), y el slug, que es la terminación que sigue a la barra, y donde, por norma general, se suelen introducir palabras clave, al menos en las URLs amigables, que son las que el manual del buen SEO exige y demanda.

-Ejemplo de URL acortada

Para ver mejor la diferencia entre una URL convencional y otra acortada, nada mejor que una demostración práctica. Os pongo como ejemplo la de este mismo post:

URL natural: http://www.abrelink.com/5-mejores-acortadores-url/

URL acortada por Bitly: http://bit.ly/5MejoresAcortadoresURL

Como podéis ver, en la segunda, más breve, se sustituye el dominio Abrelink por el propio de bit.ly (todos los acortadores de URL tienen su propia extensión personalizada), y luego, en el slug, que es la parte customizable, se le añaden las keywords que deseemos, separadas o no por guión.

-Ventajas e inconvenientes de los acortadores de URL:

Éstas son algunas de las ventajas de los acortadores de enlaces:

  1. Reducen el tamaño de la URL, lo que en redes sociales como Twitter, donde sólo se permite un máximo de 140 caracteres por mensaje, puede ser –y de hecho, es– un factor diferencial. Esto es lo más obvio.
  2. Permiten customizar el título, la URL y hacerla más SEO friendly. Como he dicho, todos los acortadores permiten personalizar el slug, de modo que podemos meter en él cuantas palabras clave queramos, pero sin pasarnos, o entonces, en lugar de acortar, alargaremos la URL.
  3. Se evitan números, stop-words y/o caracteres especiales que a menudo introducen algunos CMS como WordPress en los enlaces si no están debidamente configurados.
  4. Muchos acortadores nos ofrecen estadísticas como el número de clics o la localización de las visitas, así como el tráfico referido u oculto. No es comparable a Google Analytics, pero sirve como aproximación.
  5. Son ideales, casi imprescindibles, para cualquier trabajo relacionado con el Social Media Marketing, tal como el de Community Manager. Se hace difícil imaginar un blog personal o corporativo sin un acortador de enlaces. Su mayor utilidad está, pues, en las redes sociales.
  6. Algunos de estos acortadores permiten automatizar la publicación de post, lo que nos ahorra mucho tiempo y trabajo.

Pero los acortadores de URL también presentan algunos inconvenientes:

  1. Al reemplazar el nombre del dominio, se pierde un poco el efecto marca. Son URLs menos personales, lo que va en detrimento del branding.
  2. No siempre es posible personalizar la URL como queremos, pues si alguien ha usado antes las mismas palabras clave, nos obligará a escoger otras.
  3. Algunos acortadores suprimen el título o descripción del mensaje, lo que hace que sólo se vea el link y la imagen, si lleva una, hecho éste que puede hacer que se confunda con spam.

Éstos son, según mi criterio, los 5 mejores acortadores de URL.

Los 5 mejores acortadores de URL:

 

1-Bitly

Bitly

Es uno de los más usados, y con razón. No necesitas estar registrado para crear una URL acortada. Basta con pegar el link y copiar la URL resultante. Ahora bien, si nos registramos (y no lleva ni dos minutos crear una cuenta gratuita), podremos customizar el título del post y el slug de la URL (para entendernos, lo que va detrás de la /) y en el dashboard nos ofrecerá las métricas para cada bitlink, como el total de clicks o su procedencia. Podemos ver cuánto de ese tráfico referido procede de Twitter y Google Plus y cuánto es Dark Traffic. Paralelamente nos muestra un gráfico con el rendimiento de todos nuestros bitlinks en función del número de clicks.

Como complemento, cuenta con una extensión de Google Chrome  para acortar cualquier URL de forma directa, sin necesidad de abrir la página, y que también permite compartirla en las principales redes sociales. Ni qué decir tiene que es mi preferido.

2-Google URL Shortener

Google URL Shortener

Digamos que, por venir de Google, es el acortador oficial. No se puede personalizar, pero es una herramienta rápida y eficaz. Sólo te pide marcar un Captcha. Eso sí, permite ver la analítica y hacer un seguimiento.

3-TinyURL

TinyURL

Cuántas veces habremos visto, sin saber qué era, aquello de tinyurl. Fue uno de los primeros acortadores de URL, y aunque su diseño se ha quedado un poco desfasado, sigue funcionando a pleno rendimiento. No tiene opciones avanzadas, y el custom alias da problemas.

4-Tiny.cc

TinyCC

Aunque su interfaz no es muy vistosa ni moderna, este acortador es realmente útil. El slug de la URL se puede personalizar a nuestro gusto, y además de las funciones básicas, permite compartir en redes sociales y obtener el código QR, y todo ello sin necesidad de registro.

5-Ow.ly

Ow.ly

Este otro da una impresión casi opuesta al anterior, pues su diseño es atractivo, pero sus funcionalidades son más limitadas. No admite la customización de la URL. Pertenece a la conocida plataforma de gestión de redes sociales Hootsuite.

Para terminar, dos extras:

6-Smart URL

SmartURL

Este acortador está ganando cada vez más adeptos, y no es de extrañar, pues tiene unas funcionalidades que lo hacen único. Por ejemplo, permite crear URLs específicas para países y dispositivos móviles (iPhone, iPad, Android, Kindle, Blackberry), añadir descripciones a los enlaces acortados o un validador de URL que comprueba que no sea Phishing o Malware.

7-Dlvr.it

Dlvr.it

Aunque no es propiamente un acortador de url, sino un sindicador de contenidos RSS feed, Dlvr.it, el sustituto natural de Twitterfeed, es una herramienta muy recomendable, casi diría que imprescindible para cualquier blogger y Community Manager, ya que te permite automatizar tus post creando una cola de publicaciones y administrar así tus redes sociales sin necesidad de llevar un control diario del blog. Es gratuita (aunque de este modo sólo te permite gestionar una red social, como hace Hootsuite) y muestra estadísticas sobre el número de post, de clicks y de seguidores. Los tweets publicados en Dlvr.it aparecen con la URL acortada según su propia extensión.

8-Elbo

Acortador de URLs Elbo

Recientemente he tenido conocimiento de Elbo, un excelente acortador de URLs 100% código abierto. Aunque presenta la opción de registro (gratuito), no es necesario proporcionar nuestros datos para usarlo (tan sólo pide una dirección de e-mail). Podemos acortar cualquier link y customizarlo de forma rápida y directa, obtener el código QR y, lo que es más importante, consultar sus estadísticas (para lo que sí es necesario estar registrado). Por supuesto, ofrece la posibilidad de compartir el enlace acortado en redes sociales (Facebook, Twitter y Google +), y desde la misma página web podemos descargarnos la extensión para Google Chrome, Opera y Firefox, un poco a la manera de Bitly.

9-Buffer

Acortador de enlaces Buffer

Otra aplicación online para Community Managers y blogueros que está ideada para automatizar tus post programándolos en el tiempo, a la manera de la mencionada Dlvr, es Buffer, una herramienta para Social Media de sobra conocida en el mundo marketero. Si la incluyo aquí es porque también crea sus propias URLs acortadas, en este caso con la extensión buff.ly, que en más de una ocasión vez habréis visto en algún tweet.

Buffer es muy similar a Dlvr, pero aún más completa. En su versión gratuita –también tiene planes de pago– te permite conectar una cuenta de Twitter, Facebook e Instagram. Dispone de un calendario de publicación, aunque para desactivarlo necesitas acogerte a uno de sus planes Premium o a la versión de prueba de 7 días. Si lo dejas como viene por defecto, te publica tres post diarios, lo cual está muy bien. Ahora bien, si no pagas tienes un número máximo de post que puedes poner en cola de publicación, y además debes dejar transcurrir unos días antes de volver a postear un mismo contenido.

Con todo, lo mejor de Buffer es su apartado de analítica, donde te muestra los retweets, likes, menciones, clicks y el potencial de cada post; y luego, en función de los resultados, te señala arriba del todo el Top Tweet, al que puedes hacer en cualquier momento un re-buffer para volver a twitear. También te da la opción de ordenar los post publicados por más popular, menos popular y otras métricas.

Una cosa que me gusta mucho de Buffer es que siempre carga bien las imágenes de los tweets (Bitly y otros a veces, no sé por qué, la suprimen), y además te permite escoger entre varias del post, no necesariamente la de portada, sin necesidad de examinar tu disco duro. Eso es una ventaja, sobre todo cuando tienes una infografía que te gustaría mostrar para generar lead magnet.

En el panel de configuración de Buffer puedes elegir el acortador de URLs que desees

Por último, en sus opciones de configuración, Buffer tiene la peculiaridad de que te permite usar otros acortadores de links además de buff.ly, el suyo propio. Así, puedes seleccionar bit.ly o j.mp y conectárselo, o decidir no acortar los enlaces. Aparte, puedes permitirle realizar un campaign tracking o seguimiento de campaña en Google Analytics para saber cuánto tráfico social recibes directamente de tus post.

Y tú, ¿qué acortador de URL utilizas?


  • 0
Palabras Clave, keywords. LSI SEO

Palabras clave LSI y su importancia para el SEO

¿Qué son las palabras clave LSI?

Es bien sabido que Google, Bing y los demás motores de búsqueda cada vez se están centrando más en un modelo de web semántica enfocado a analizar los contenidos para ofrecer así los mejores resultados. En ese contexto surgen las palabras clave LSI (Latent Semantic Indexing), lo que traducido al español sería Indexación Semántica Latente. Pese a la aparente complejidad del acrónimo, es un concepto bastante fácil de entender. En aras de ofrecer al usuario el mejor servicio posible, el algoritmo de los buscadores está empezando a distinguir el significado de palabras polisémicas, aquéllas con más de una acepción que, tomadas por separado, suelen llevar a equívoco (como por ejemplo, “banco”, que puede hacer referencia a un banco de peces, a un banco donde sentarse o a un banco donde sacar dinero). Así pues, los algoritmos ahora son capaces de deducir el significado de una palabra atendiendo a su contexto, logrando de esta manera una búsqueda mucho más precisa y efectiva.

Hasta hace poco, en cuestión de contenido, la principal técnica para optimizar el SEO de una web consistía en trabajar la densidad de palabras clave. Esto, como es fácil de imaginar, solía degenerar en una sobreoptimización, práctica que ahora está penalizada. No es que la densidad de palabras clave ya no cuente, pero desde que las keywords LSI entraron en funcionamiento, lo más beneficioso de cara al posicionamiento web es el uso de sinónimos y de términos relacionados.

¿Cómo usar las keywords LSI?

Si manejamos un léxico abundante y empleamos la lógica, sólo con eso seremos capaces de encontrar sinónimos a nuestras palabras clave. Pondré un ejemplo práctico extraído de El Parnasillo: si tengo una web de cine y quiero posicionarla para una búsqueda semántica, combinaré palabras y expresiones como crítica de cine, crítica especializada cine, análisis fílmicos, ensayos cinematográficos, etc. Con eso le estaré dando suficientes pistas al buscador sobre qué contenidos ofrezco y cómo quiero que me indexen.

Búsqueda LSI asteriscoPero hay otras maneras. Si tecleamos en Google “crítica cine” (sin pulsar intro), nos saldrá una pequeña lista desplegable con algunos de los términos más buscados. Y aún podemos ir un poco más lejos. Si además le añadimos los llamados footprints o comandos avanzados, como el asterisco (que actúa como una especie de comodín) o las comillas (que filtran por palabras o frases exactas), obtendremos unas expresiones aún más aproximadas, que son, en definitiva, las búsquedas más realizadas. Asimismo, al final de la pantalla nos aparecerá una lista con búsquedas relacionadas. Si somos inteligentes, nos podemos valer de toda esta información que Google pone a nuestro alcance para acertar con nuestras palabras clave LSI.

Búsquedas LSI relacionadas

Otro ejemplo: si estás escribiendo sobre “coches SUV”, no uses siempre el vocablo “coche”, por más que sea el más común y el que mayor volumen de visitas genere. Altérnalo con sinónimos como “automóvil Off Road”, “todoterreno” o “vehículo compacto”, y de este modo tu artículo sonará más fluido y  natural y Google te recompensará por ello.

Por último, también hay generadores de keywords, como LSI Graph, de uso gratuito, y que funciona bastante bien, aunque está más orientado al inglés. Y tampoco debemos olvidarnos de la genial herramienta de keywords long-tail Answer the public.

¿Dónde usarlas?

Las palabras clave LSI pueden y deben figurar en todo el contenido de la web, desde el title y el meta description hasta los encabezados h1 y h2 y, por supuesto, a lo largo del texto. También es recomendable usarlos en el SEO Off-Page, como en el perfil de los enlaces, pues así tendremos una inmejorable excusa para variar el anchor text, algo necesario si no queremos ser penalizados.

Es importante recordar que cuando hablamos de SEO es tanto más importante escribir para el usuario que para los motores de búsqueda, porque una web con un contenido ininteligible o con thin content será una web con un alto porcentaje de rebote y una mala experiencia de usuario, y eso siempre se traduce en una pérdida de visibilidad orgánica en las SERPs.


BUSCAR

Suscríbete al Blog

Introduce tu email para estar al tanto de las novedades.

ABRELINK EN TWITTER