Diseño de páginas web en Bilbao y Bizkaia

Author Archives: Abrelink

  • 0
Consejos para Twitter Empresas

10 consejos Twitter para empresas (+infografía)

No descubro nada nuevo si digo que Twitter y las redes sociales son una excelente plataforma para crear branding y fidelizar al cliente, incluso para comunicarse con él y establecer así un feedback. Hoy en día es obligado para cualquier empresa, da igual a qué se dedique, tener un blog corporativo y publicar contenido con cierta regularidad (desde la actualización del algoritmo Google Freshness, éste es un factor que influye en el posicionamiento web). La principal ventaja del blog es que se desmarca del canal de ventas más tradicional, pues, aunque hable sobre servicios o productos, lo hace de tal manera que sea difícil ligarlo al lenguaje publicitario más agresivo. Aquí el tono que empleamos es otro, más relajado y distendido, como si le habláramos a un amigo. Esto vendría a ser lo que se conoce como Inbound Marketing, una especialidad en la que en Abrelink tenemos sobrados conocimientos.

Redes Sociales

Cuando creamos una página web y un blog asociado, solemos, al mismo tiempo, abrir un perfil de empresa en todas las redes sociales. Sin embargo, esto no siempre es lo más recomendable. De poco sirve tener un perfil en Linkedin si luego no lo vas a mantener actualizado. Lo puedes hacer por conseguir un backlink, eso sí; aunque tampoco vaya a tener una gran incidencia en tu SEO.

Lo primero que hay que saber es que no todas las redes sociales se prestan por igual para un uso empresarial. Instragram, por ejemplo, se mantiene aún fuera de los límites comerciales. El uso que se le da es eminentemente personal. Así pues, debemos elegir bien en qué redes sociales queremos estar, porque, además, manejar una red social y hacer un trabajo de Community Manager lleva su tiempo, y el tiempo es limitado.

Mis dos preferidas son Google Plus (al ser la red social de Google no podemos dejarla de lado) y, sobre todo, Twitter. Twitter es la red social más usada en España, y pocas son las empresas y profesionales que no están en ella. En mi opinión, es el mejor lugar para promocionar y compartir tus contenidos, para mantenerte informado de las últimas novedades y para ampliar tus círculos sociales. Además, es ágil y dinámica como pocas, amén de intuitiva.

Aquí os dejo mis 10 consejos para triunfar en Twitter con empresas, junto con su correspondiente infografía:

1-Cuida la descripción de tu perfil (tu biografía)

Twitter, descripción del perfil. Biografía

Ya seas una empresa o un freelance, dedica tiempo a editar tu perfil y redacta una descripción que defina bien tus servicios, habilidades y/o competencias. Ten en cuenta que el espacio es limitado (160 caracteres). Sé breve y compendioso, y evitar caer en tópicos o en un lenguaje mercantilista. Puedes usar hashtags (la almohadilla #) para destacar palabras clave, pero no abuses de ellos. Así será más fácil que alguien pueda encontrarte. Recuerda que ésta será tu biografía, o lo más parecido a un currículum.

Muy importante: no te olvides de indicar tu ciudad y de insertar un link a tu página web. Tampoco estaría mal que añadieras fotos y vídeos de tus trabajos realizados, aunque si no lo haces en el momento de crear tu perfil, se añadirán luego a medida que vayas publicando tuits.

2-Usa una foto de perfil, un logo o crea un avatar

Foto de perfil en Twitter

Un perfil de Twitter sin foto da muy mala imagen, como de ser chapucero o estar incompleto. Así pues, debes elegir y subir una imagen que te represente (para que no salga recortada o distorsionada, las dimensiones deben ser de 400×400 px). En el caso de una empresa, lo ideal sería el logotipo. Si eres un particular, tienes dos opciones: o poner una foto tuya (a poder ser de busto, tipo DNI), o un avatar. Los avatares dan una imagen fresca, original y cercana, aunque para según qué casos pueden resultar demasiado informales. Eso es algo que tienes que valorar. En cuanto a aplicaciones para crear avatares, hace poco escribí este post que espero que te sirva de ayuda.

Además de la imagen de perfil, también es conveniente que personalices la cabecera. En este caso, tienes que considerar que la foto de encabezado tiene que tener unas dimensiones de 1500×500 px. A poder ser, que dicha foto refleje fielmente tu temática. Por ejemplo, si eres un Community Manager, estaría bien mostrar una imagen prediseñada de redes sociales.

Sugerencia: mi experiencia me dice que los perfiles personales gozan de mayor aceptación que los empresariales, por aquello de que estos últimos parece que te quieran vender algo y, en consecuencia, generan desconfianza. Una buena idea es combinar las acciones de ambos tipos de perfiles, que es lo que hacemos nosotros en Abrelink.

3-No subestimes el poder de los hashtags

Los hashtags o almohadillas se usan en prácticamente todas las redes sociales para subrayar palabras clave, pero cada una tiene sus especificidades. En el caso de Twitter, se recomienda usar un máximo de 2 hashtags (un mayor número se podría considerar spam), y mejor dentro del cuerpo del tweet que al final, para así aprovechar mejor los 140 caracteres.

4-Sigue a los principales referentes (influencers) en tu temática

Busca y hazte seguidor de los influencers en tu ámbito temático. Es muy probable que al principio no reparen en ti, pero con el tiempo, si vas a ganando seguidores en común y popularidad, también te seguirán a ti.

5-Retuitea y dale a Me gusta

Twitter, Retweets y Me gusta

Si quieres conseguir seguidores (y seguro que querrás para ganar visibilidad y ampliar tu círculo de influencia), debes emitir señales sociales; en definitiva, hacerte notar. Para ello hay un único camino: demostrar que te interesan los contenidos de los demás.

Dicho esto, nunca retuitees algo sin haberlo leído antes. Es un error muy común retuitear un artículo sin haberlo leído tan sólo para llamar la atención de su autor. Yo no recomiendo esta práctica, y menos si lo haces de manera reiterada, porque al final se te verán las intenciones y te ganarás una mala reputación.

6-Da las gracias cuando te retuiteen

Twitter, Retweets y Me gusta

Con lo poco que cuesta, esto es algo que muchos olvidan. Si quieres quedar bien, cada vez que alguien te retuitee o le dé a Me gusta a alguno de tus tuits, agradéceselo. Aunque existen aplicaciones para automatizar esta función fuera del panel de Configuración del propio Twitter, te recomiendo que seas un poco original y lo escribas tú mismo, que a nadie le gusta recibir un mensaje impersonal.

7-Enriquece tus tuits con gifs e infografías

Si quieres aumentar el engagement y que tus tuits se hagan virales, añade gifs cómicos e infografías. Nada atrae más, nada genera más lead magnet. Aquí tienes 5 sitios web donde descargar gifs gratis. En el marketing de contenidos se valora mucho la creatividad, y el humor es parte indisoluble de ella.

8- Usa acortadores de URL

Sabiendo que Twitter tiene un límite de 140 caracteres, es muy recomendable usar acortadores de URL para ahorrar espacio. Aquí os hablo de los 5 mejores. Además, algunos de estos acortadores también os proporcionarán estadísticas, como el número de clicks.

9- Consulta la actividad de los tuits y Twitter Analytics

No hay estrategia social sin medición de resultados, y en ese sentido, estamos obligados a consultar nuestras estadísticas.

Con Ver la actividad del tweet podemos saber el número de impresiones y de interacciones (Respuestas, Me gusta, Clics en el enlace).

Con Twitter Analytics (se accede desde Perfil y Configuración) tendremos un resumen de los últimos 28 días con los tuits publicados, impresiones, visitas al perfil, menciones y seguidores.

10-Utiliza herramientas para gestionar tu reputación online

Si quieres saber cuándo han retuiteado uno de tus tuits, lo mejor es que utilices algunas herramientas de Social Media. En el caso de Twitter, mis preferidas son Twitter Fall y Meltwater IceRocket. La gestión de tu reputación online es un asunto serio que no deberías descuidar.

Infografía. Twitter para empresas


  • 0
Desindexar URL Google

Cómo eliminar una URL en Google

Etiquetas :

Aunque no es lo común, hay ocasiones en que, por la razón de que sea, no nos interesa que una URL de nuestro sitio web aparezca indexada en Google. Puede que esa página que queremos eliminar esté atrayendo un tráfico no cualificado y aumentando nuestra tasa de rebote, o puede, sencillamente, que ya no queramos que esa información sea pública. No obstante, los casos más frecuentes que se suelen dar son cuando tenemos una URL a la que no queremos traspasar link juice desde la Home porque tiene thin content (contenido pobre o de escaso o nulo interés para el usuario que no atrae tráfico orgánico, ni leads ni conversiones, como esos post con menos de 300 palabras que Google considera spam) o cuando queremos evitar el contenido duplicado. Como vemos, las razones pueden ser muchas y variadas.

Ante una tesitura como ésta, quizás el primer impulso sea cortar por lo sano; es decir, eliminar dicha página del servidor. Sin embargo, como ahora veremos, hay mejores y más sutiles maneras de hacerlo.

Básicamente, hay 4 formas para eliminar y desindexar una URL en Google:

1-Meta noindex

Es la opción más fácil de implementar, aunque, probablemente, no la mejor. Lo único que tendríamos que hacer es añadir en el head de la página la etiqueta o metatag <meta name=”robots” content=”noindex”>. Con esto le estaremos dando la orden a los rastreadores de los motores de búsqueda de que no indexen dicha página.

Llegados a este punto conviene aclarar que el meta noindex nada tiene que ver con el nofollow, el cual no sirve para desindexar URLs, sino para ordenar a los spiders que no sigan un enlace y, en consecuencia, corten el flujo de autoridad.

El principal inconveniente de este método es que los resultados pueden tardar un tiempo en verse, o no verse nunca, ya que tenemos que esperar a que los crawlers visiten nuestro sitio web, lleguen hasta la URL de marras y reciban la orden. Por lo tanto, esta opción es más recomendable utilizarla antes de que la URL haya sido ya indexada.

2-Robots.txt

Robots.txt Disallow

El archivo robots.txt está pensado específicamente para orientar a las arañas y darles indicaciones sobre qué URLs, carpetas o directorios queremos que indexen o no. A través del comando Disallow podemos ordenarles que no indexen una URL concreta o una carpeta. Bastaría con escribir esta línea de código:

Disallow: /politica-de-cookies/

(éste es un típico ejemplo de URL que no aporta nada a una web y que conviene no indexar)

Aunque pocos lo hacen, con robots.txt también se pueden bloquear imágenes.

La gran ventaja de utilizar el archivo robots.txt es que optimizamos el crawl budget; esto es, el presupuesto o tiempo que dedican los crawlers (como Googlebot) a rastrear nuestro sitio web. Es, por decirlo de alguna manera, la forma más profesional y aconsejable de hacerlo.

El único inconveniente que plantea este método es que si esa página que queremos eliminar del índice de Google recibe algún link desde otra web, entonces podría no desaparecer.

Si tenéis dudas sobre cómo generar el archivo robots.txt o cómo utilizarlo, os recomiendo que leáis este estupendo artículo de Tomás de Teresa.

3-Search Console

Eliminar URL, Search Console

A veces la mejor opción es utilizar las herramientas que el propio Google pone a nuestra disposición, que para eso están. Si vamos a Search Console>Índice de Google>Eliminación de URL podemos eliminar temporalmente –este matiz es importante– cualquier página de nuestro sitio web de los resultados de búsqueda. Sólo tenemos que pulsar en Ocultar temporalmente e introducir la URL en cuestión, y desaparecerá durante 90 días de las SERPs. También se borrará la copia guardada en la caché de la página. Ahora bien, Google nos advierte de que si queremos eliminarla de forma permanente tendremos que recurrir a alguna de las otras técnicas aquí mencionadas.

Asimismo, dentro del mismo apartado de Search Console, pero en Estado de indexación, si hacemos clic en Avanzada nos mostrará un gráfico con el total de páginas indexadas, bloqueadas por robots y eliminadas, y además podemos actualizar el resultado en cualquier momento.

Estado de indexación

Personalmente, yo recomendaría combinar estas dos acciones: en primer lugar, eliminar la URL con Search Console; y en segundo lugar, bloquearla mediante robots.txt. Después de eso, también la borraría del servidor asegurándome de que devuelve un error 404 (not found).

4-Directorio protegido con contraseña

La he dejado en último lugar por ser muy poco habitual, pero es bueno saber que existe. Otra forma de bloquear una URL es guardarla en un directorio protegido con contraseña en el servidor. Si utilizas Apache, tendrás que editar el archivo .htaccess. Éste sería el método más seguro de todos, ya que, mientras que los anteriores son sólo instrucciones que se dan a los rastreadores, éste los forzaría definitivamente a no indexar la URL. Toda la información necesaria para utilizar este recurso la tenéis aquí.


  • 1
5 extensiones de Google Chrome muy recomendables

5 extensiones de Google Chrome muy recomendables

En un post reciente os hablé de las que, en mi opinión, son las 5 mejores extensiones de Google Chrome para SEO. Para seguir y completar dicho artículo, hoy os hablaré de otras 5 extensiones muy recomendables que mejorarán vuestra experiencia de navegación y que os facilitarán algunos trabajos, sobre todo relacionados con el diseño gráfico y el desarrollo web.

Cómo instalar y desinstalar las extensiones de Google Chrome

La mayoría de vosotros ya lo sabréis, pero para quien no lo sepa aún, para gestionar las extensiones de Chrome tenéis que hacer clic sobre el icono de los tres puntos verticales que aparece a la derecha de la barra de navegación (personaliza y controla Google Chrome), luego ir a Más herramientas y Extensiones. También podéis llegar a ese panel a través del atajo o comando: chrome://extensions/.

Extensiones Google Chrome

Una vez allí, se os mostrarán todas las extensiones que tengáis instaladas. Si queréis eliminar alguna sólo tenéis que hacer clic en el icono de la papelera y automáticamente la extensión se desinstalará. Aparte, también tenéis la opción, menos drástica, de deshabilitar las extensiones que menos uséis, y a partir de ese momento desaparecerán de vuestra toolbar. Las extensiones se pueden habilitar y deshabilitar en cualquier momento.

Además de esto, desde este panel se puede cambiar también la configuración de muchas extensiones, ver los detalles (como la versión y los permisos) y permitir en modo incógnito (navegar en modo incógnito sirve para no dejar rastro en el historial de navegación y para obtener unos resultados de búsqueda sin el filtro de geolocalización, lo que puede ser útil desde el punto de vista del SEO).

Por supuesto, a muchos de vosotros se os ocurrirán otras extensiones tan útiles o más que éstas, y que sin duda merecerían figurar aquí, pero no quería hacer una lista muy extensa, y tampoco pretendo sentar cátedra. Aclarado este punto, éstas son las 5 extensiones de Google Chrome que yo uso a diario y que os recomiendo encarecidamente:

1-WOT

WOT, extensiones de Google Chrome

Si queremos navegar seguros, esta extensión no puede faltar en nuestro Google Chrome. WOT te indica la fiabilidad de todos los sitios web. Si lo marca con un círculo verde, es seguro; si lo señala en naranja, dudoso; y si lo pone en rojo será mejor que ni te acerques, pues te está diciendo que ese sitio tiene mala reputación y es probable que haya sido hackeado y que esté infectado de virus o troyanos. Muchas páginas salen con un círculo gris, lo que significa que no tienen suficiente puntuación  para valorar su fiabilidad. Son los usuarios los que califican las páginas web en virtud de su experiencia, en torno a dos categorías: confiabilidad y seguridad para menores.

2-AdBlock

Adblock, extensiones de Google Chrome

Ésta es una de las extensiones más populares y usadas, y no es para menos. AdBlock bloquea todos los banners y anuncios publicitarios, lo que hace mucho más cómoda y segura la navegación. Tiene un panel de opciones donde puedes añadir filtros y autorizar dominios.

3-Full Page Screen Capture

Full Page Screen, extensiones de Google Chrome

¿Alguna vez has querido copiar una web y, no teniendo otra manera, has recurrido al clásico y socorrido Impr Pant? Con la extensión Full Page Screen Capture es mucho más fácil. Tan sólo tienes que clicar en su icono y te copiará todo el contenido de la web en una imagen PNG que luego puedes guardar en tu ordenador y retocar en Photoshop, si fuese menester. Un consejo: mejor no mover el ratón mientras está cargando.

4-ColorZilla

ColorZilla, extensiones de Google Chrome

Ésta es una herramienta muy útil para desarrolladores web y diseñadores gráficos. Es como un cuentagotas que te deja seleccionar un color de la web en la que estás navegando y te lo traduce a RGB y código hexadecimal. Asimismo, te muestra, si así lo deseas, toda la paleta cromática usada en esa web. Entre sus funcionalidades también está la de crear gradientes y degradados en CSS.

5-Font Playground

Font Playground, extensiones de Google Chrome

Al igual que la anterior, esta extensión también tiene una utilidad relacionada con el ámbito del diseño gráfico y web. Sirve, por ejemplo, cuando estamos diseñando una página web y queremos saber qué fuente tipográfica quedaría mejor. Podemos probar con todas las fuentes que tengamos instaladas en nuestra carpeta Fonts de Windows y aplicarle efectos y transformaciones. Una vez elegida la tipografía, podemos usar el WebFont Generator de Font Squirrel para obtener los formatos EOT, WOFF y SVG y con ellos usar la propiedad de CSS 3 @font-face.

Y por último, un par de extras:

6-OneTab

¿Alguna vez abres pestañas y más pestañas en Chrome y luego te haces un lío y te olvidas de lo que estabas buscando? Si quieres librarte de ese caos y poner un poco de orden en tu barra de navegación, OneTab es para ti. Haciendo clic en su icono colapsarás todas las pestañas abiertas en una lista. Luego puedes restaurarlas en conjunto o individualmente. Aparte de eso, reduce el consumo de memoria.

7-WhatFont

WhatFont

Es probable que en más de una ocasión hayas entrado en una página web y te haya gustado alguna de las fuentes tipográficas utilizadas, pero no hayas sabido identificarla. Pues bien, con esta sencilla y práctica extensión de Google Chrome podrás averiguar qué tipografía es. Basta con clicar en el icono de la barra de navegación y al pasar por encima del texto te saldrá un cartelito con el nombre de la fuente.


BUSCAR

Suscríbete al Blog

Introduce tu email para estar al tanto de las novedades.

ABRELINK EN TWITTER